Posts Tagged ‘ubuntu’

Como instalar Twhirl en Ubuntu Jaunty 64bit

miércoles 16 de septiembre, 2009

He estado usando Twhirl como mi cliente para Twitter por bastante tiempo, pero hace poco estoy usando un PC con Ubuntu Jaunty 64bit y me encontré con el problema de que aunque podía instalar y correr Adobe Air e instalar Twhirl, el programa solo guardaba el usuario de una sola cuenta y no guardaba ninguna contraseña.

Después de buscar por aquí y por allá, descubrí que el problema no es de Twhirl sino de Air y que algunos pasos relativamente sencillos, pero que requieren el uso de la temida consola, solucionan el problema (la solución sacada de acá). Si tienes Twhirl/Adobe Air instalado, mejor desinstalar todo (y borrar /home/usuario/.appdata) y partir de cero. Acá va, entonces:

Instalar soporte para librerias 32bit en Ubuntu:

$ sudo apt-get install ia32-libs lib32nss-mdns

Instalar Adobe Air (recuerda hacelo ejecutable con ‘chmod +x AdobeAIRInstaller.bin):

$ sudo ./AdobeAIRInstaller.bin

Descargar Twhirl (¡tienes que bajar el instalador de la red!)

$ wget -c http://d.seesmic.com/twhirl/twhirl-0.9.2.air

E instalarlo:

$ GTK_PATH=/usr/lib32/gtk-2.0 Adobe\ AIR\ Application\ Installer /directorio/donde/guardaste/el/instalador/twhirl-0.9.2.air

(La clave está en la sección en negrita, que hace que Adobe Air use las librerías 32bit) Hasta aquí vamos bien, pero todavía tenemos el problema de guardar las contraseñas correctamente, que se soluciona instalando otra libreria de 32bit:

$ wget http://archive.ubuntu.com/ubuntu/pool/main/g/gnome-keyring/libgnome-keyring0_2.26.1-0ubuntu1_i386.deb

Para no dejar un desastre, queremos primero abrir el archivo .deb localmente:

$ dpkg-deb -x libgnome-keyring0_2.26.1-0ubuntu1_i386.deb libgnome-keyring0_2.26.1-0ubuntu1_i386

Y después copiar un archivo al directorio donde están guardadas todas las librerias de 32bit:

$ sudo cp libgnome-keyring0_2.26.1-0ubuntu1_i386/usr/lib/* /usr/lib32

Y listo. Más complicado de lo que debería ser, pero bueno. Peor es nada.

Un buen signo

lunes 17 de marzo, 2008

Si hay un signo de lo mucho que ha avanzado Linux en los últimos años, son artículos como el de Christian, criticando (con más o menos razón) defectos de usabilidad en Ubuntu. No porque existan, por supuesto, pero porque son relativamente triviales de resolver para los desarrolladores, o ya existe una solución. Algunos de esos «defectos»Â  son posiblemente a propósito, que en Gnome probablemente van a frustar a usuarios avanzados como Christian. Otras son simplemente cosas que deben solucionarse con el tiempo.

Y por supuesto, esto en no poca medida es un caso de migracionitis, un síndrome inevitable cuando uno se cambia de un sistema a otro. Hace un par de meses me encontré usando un laptop de Apple por unas semanas, mientras mi Thinkpad era resucitado por Lenovo. Y aunque algunos estén listos para tatuarse una manzanita en el brazo, encontré que algunas de las decisiones que ha tomado Apple son bastante frustrantes, como que las ventanas no se maximizan con «Alt-Tab» (o el equivalente en Apple), que no parecía haber una forma de mostrar la fecha completa en la barra superior (que en Gnome está cada vez mejor), o (y esto fue tratando de mejorarle la existencia a una persona corta de vista) no hay ninguna forma de decirle a OSX «pon todas las fuentes de todas las aplicaciones y menues a 14 pt».

El punto, antes que empiecen a volar dientes y se manche de sangre la pared de este blog, no es que OS X es peor que Gnome, pero que las decisiones de diseño que hacen a un diferencian a un sistema de otro inevitablemente van a irritar a algunos usuarios que están migrando. Y algunas de esas decisiones son simplemente defectos.

Por mi parte, el diseño de KDE (y en cierto modo, de Windows) de permitirle al usuario modificar cada bendita opción posible me parece totalmente frustrante. En ese sentido, el modelo de Gnome es parecido al de Firefox: hay un número de opciones relevantes en un menú de Preferencias, y si te sientes valiente, siempre puedes usar about:config, pero eso no es para todo el mundo.

Y para que esto no sea una diatriba sin nada útil, acá van algunas soluciones para Christian:

1.- La forma más fácil de controlar que fotos se muestran en el protector de pantallas es usar f-spot como administrador de fotografías (que en mi opinión es muy superior a picasa o, en menor medida, iPhoto). En f-spot uno puede elegir fotos marcadas con una etiqueta particular para ser usadas en el protector de pantallas.

2.- Si realmente quieres cambiar la calidad de codificación de MP3 usando un menú, siempre puedes usar Grip, que siempre ha sido mi codificador favorito.

3.- Lo de los permisos en Unison es extraño, porque yo uso un disco externo para hacer mis respaldos (usando backup-manager, eso sí), y jamás tengo problemas. Es decir, no sé cuál es el problema, aunque no me parece mal que Christian tenga que aprender sobre permisos, que es una de las razones por las que la seguridad de Windows apesta (y si, problemas de permisos son frecuentes en OS X también).

Esta claro que falta mucho por hacer, pero si lo peor que vamos a leer sobre Ubuntu es lo que nos cuenta Christian, no estoy muy preocupado por el futuro del escritorio Linux. Tal vez más que mejorar el software, lo que necesitamos es mejorar a los Linuxistas que tratan de solucionar los problemas de gente que esta migrando. ¿Ayuda para Ubuntu para humanos?

Firefox vs. IceWeasel: En Defensa de Debian

sábado 14 de octubre, 2006

firefox.jpg

La historia, muy comprimida, es esta: En Febrero de este año, un representante de la Corporación Mozilla, el frente comercial de los creadores de Firefox, Thunderbird, le pidió a Debian que se asegurará de que cumpliera las reglas del uso de las marcas registradas de esos programas, en particular el nombre y los íconos oficiales, o dejar de crear paquetes con esos nombres. Después de una largísima discusión, Debian ha decidido la segunda opción, y en la nueva versión de Debian, Firefox pasará a ser «IceWeasel» y Thunderbird «IceDove».

La decisión ha generado mucha prensa. Y muchos, muchos blogs han discutido el asunto. Mariano incluso hace referencia a un artículo en que se habla de los «talibanes» de Debian. Pero como es habitual, el diablo está en los detalles. Vamos por partes.

iceweasel.jpg

Debian es una distribución muy grande que se apega lo más posible a la «Guía de Debian de Software Libre» (GDSL). Del trabajo de Debian se benefician muchas distribuciones derivadas como por ejemplo Ubuntu, que pueden tomar la base de Debian y modificarla a voluntad.

En el caso de la disputa con la Corporación Mozilla (CoMo), el problema no es tan simple, como se ha dicho. La CoMo le está pidiendo a Debian que use el logo y el nombre oficial, lo que va contra la GDSL (porque ni los logos ni el nombre se pueden modificar), pero eso no es todo. También quieren que todas las modificaciones que se hagan al código fuente original sean enviadas primero a Mozilla para que sean aprobadas. Esas modificaciones pueden ser bastante simples, como por ejemplo desactivar actualizaciones automáticas (que los usuarios de Debian recibimos a través de servidores de la distro) y un buscador automático para paquetes de Debian, hasta cosas más complicadas, como integración con el resto de la distribución.

He aquí, entonces, la situación. Y al parecer, estas eran las alternativas:

  1. Mantener el logo y el nombre, pero mover los programas a la sección «no libre» de los servidores (creo que esto se llama «multiverse» en Ubuntu)
  2. Convencer a la CoMo que cambie su política de uso del nombre y los logos (la CoMo pide que se usen ambos o ninguno)
  3. Renombrar Firefox y dejar de usar los logos oficiales

debian.jpg Opción (1) sería posible, excepto que Debian tiene el compromiso de proveer a sus usuarios con actualizaciones de seguridad por lo menos hasta que una nueva versión estable de Debian exista. En el caso de la versión 3.0, ese plazo fue de más de 3 años. Sin embargo, Mozila proveé parches de seguridad por mucho menos tiempo (cerca de seis meses), y después de ese plazo todos sus usuarios deben actualizar sus navegadores. Entonces, después del periódo en que Mozilla deja de dar soporte oficial a Firefox, los desarrolladores de Debian se encargan de «parchar» la versión vencida cuando se descubren problemas de seguridad. O sea, Debian se vería obligado a cambiar la versión de Firefox, lo que va contra del concepto de un sistema «estable», que se usa, por ejemplo, en servidores.

Opción (2) se intentó sin éxito, y la verdad es que es sorprendente. Los críticos de Debian le dan la razón a Mozilla o acusan a Debian de intransigente, pero se olvidan que el proyecto de software que es mucho más exitoso que Firefox, o sea, Linux, también tiene un nombre que es una marca registrada. Sin embargo, todas las distribuciones le hacen cambios al código según las necesidades del momento, y que yo sepa Linus no anda amenazando a nadie por hacer esos cambios. Y esas distribuciones pueden usar el nombre sin problemas.

Claramente, la única opción razonable, aunque sea indeseable, es (3). La ironía del asunto es que al intentar proteger el valor de la «marca», la CoMo se arriesga a que muchas de las distros mas importantes del mundo Linux dejen de usar Firefox oficialmente. Aunque están en su derecho, difícilmente se puede decir que han sido muy comprensivos con Debian. Esperemos que en el futuro cercano los dos lados encuentren una solución razonable.

Y para los usuarios descontentos, he visto muchos gritos al cielo y quejas injustificadas. Si no te gusta lo que están haciendo Debian y Ubuntu, la solución es (si, lo sé, es lamentable), hacer lo que tiene que hacer cualquier usuario de un Mac o Windows, y es simplemente visitar el sitio de Mozilla, bajar Firefox, y presto. ¿Es eso tan difícil?

Actualización: Mike Hommey, que esta a cargo de empaquetar Firefox en Debian, contesta a las críticas de los pro-CoMo.

Los contenidos de este blog están publicados bajo una licencia Creative Commons Atribución-Compartir-Igual. (c) 2005-2022 El Diablo en los Detalles | Usando WordPress y una versión modificada de Barecity.