Posts Tagged ‘BRM’

Chile y OOXML: La Abstención del INN / Chile to Abstain

viernes 28 de marzo, 2008

Actualización/Update:

Acá esta la declaración oficial del Presidente del Comité Espejo, Carlos Recabarren/This is the official letter from the head of the Chilean JTC1/SC34 committee :


De nuestra consideración:

La Secretaría Técnica del  Comité Espejo Nacional  en materias de TI comunica a los miembros del comité espejo ISO/ IEC  JTC1/SC34 que, el  Consejo del INN ha resuelto NO modificar el voto  chileno de abstención adoptado en el mes de Septiembre 2007 en relación a la homologación de la norma Ecma 376 a norma ISO , por considerar que no hay un consenso entre los miembros del Comité Espejo y por tanto no existir una posición nacional al respecto.

The Technical Secretary of the National Mirror Committee in IT matters communicates to the members of the ISO/IEC JTC1/SC34 committee that the INN Council has resolved not to modify the abstention vote adopted during the month of September 2007 with respect to the homologization of the ECMA 376 norm to a ISO norm, as it has been resolved that there is no consensus among the Mirror Committee members and therefore there is no national positon with respect to this issue.

Adjunto hacemos llegar a Uds. la votación efectuada por los miembros del Comité espejo en relación a este tema, la cual fue uno de los elementos considerados por el INN en su resolución”.

Attached is the voting conducted by the members of the mirror committee in relation to this issue, which was one of the criteria considered by the INN in its resolution.

Atte.

Carlos Recabarren M.

Presidente.


(See English version below)

Parece que el voto de Chile ya esta decidido:

El Mostrador acaba de publicar un artículo (basado en conversaciones con Sergio Toro del INN) que Chile mantendrá su voto de «abstención», a pesar de que el comité espejo había votado 60-40 para aprobar OOXML. Toro citó su molestia por la actuación de la delegación Chilena en Ginebra. El párrafo clave es este:

«Según trascendió, en la decisión de Toro de mantener el voto de abstención del año pasado influyó su molestia por la supuesta decisión unilateral del presidente de la Cámara de Comercio Electrónico y secretario ejecutivo del comité consultivo del INN, Carlos Recabarren, quien apoyó el estándar de Microsoft en una segunda reunión realizada en Ginebra en febrero de 2007, sin consultar a sus representados, según se desprende de las actas de reuniones del organismo.»

Esto se refiere a una resolución por parte del comité que indicaba que el Sr. Recabarren, que sería el único enviado al BRM en Ginebra, debía votar «abstención» en todos los votos que no hubieran sido aprobadas expresamente por el comité, que solo había considerado en sus discusiones (y en gran mayoría, aprobado) los 217 comentarios enviados por Chile en Septiembre pasado.

Cuando el Sr. Recabarren, cuya organización (la CCE) tiene a Microsoft como uno de sus miembros y hasta Enero tenía al Jefe de Tecnologías de Microsoft-Chile como uno de sus directores, llegó (tarde, debo agregar) al BRM, el fue uno de los pocos Jefes de Delegación que votó por «aprobar en masa» los cientos de comentarios que las delegaciones no habían podido discutir por falta de tiempo.

Aunque esto le ayudó mucho a Microsoft durante en el BRM, estas acciones han resultado en que en Chile… le salió el tiro por la culata.


El Mostrador, a Chilean newspaper, is reporting (based on conversations with the Chilean official in charge of deciding the vote) that Chile will maintain the ‘abstain’ vote, despite the fact that a ‘consulting committee’ had voted 60-40 for approval. The official cited concerns about the Chilean HOD in Geneva. The key paragraph is this:

«Según trascendió, en la decisión de Toro de mantener el voto de abstención del año pasado influyó su molestia por la supuesta decisión unilateral del presidente de la Cámara de Comercio Electrónico y secretario ejecutivo del comité consultivo del INN, Carlos Recabarren, quien apoyó el estándar de Microsoft en una segunda reunión realizada en Ginebra en febrero de 2007, sin consultar a sus representados, según se desprende de las actas de reuniones del organismo.»
«According to reports, the decisión by [the head of the Chilean NB, the INN] Sergio Toro to maintain the ‘abstain’ vote was influenced by him being upset by the unilateral decision by the president of the Cámara de Comercio Electrónico [CCE – Electronic Trade Chamber] and executive secretary of the consulting committee [on OOXML], Carlos Recabarren, to support Microsoft’ standard in a second meeting conducted in Geneva in February of 2007 without consulting those who he was representing, as it is revealed by the committee’s meeting transcripts».

This refers to a resolution by the committee by which Mr. Recabarren, the whole Chilean delegation to the BRM, was instructed to vote ‘abstain’ at the BRM in all matters that were not explicitly approved by the committee, which had only discussed (and mostly approved) only the 217 comments sent by Chile last September.

When Mr. Recabarren, whose organization (CCE) has Microsoft as a member and until last January had Microsoft-Chile’s CTO as a member of its board of directors, arrived (late, I might add) to the BRM, he was one of only a handful of HODs to ‘batch-approve’ the hundreds of comments that the delegations had not discussed because they ran out of time.

Although this did help Microsoft cause at the BRM, it seems to have backfired quite badly in Chile.

Chile y OOXML (Parte III): El voto de Chile en Ginebra

lunes 03 de marzo, 2008

(Esta es la tercera parte de una serie de artículos documentando la participación de Chile en el proceso que está intentando estandarizar OOXML. Acá esta la primera y segunda entrega, y otros artículos sobre OOXML).

No hay plazo que no se cumpla, ni deuda que no se pague, dicen por ahí. Y el viernes pasado, el plazo para resolver los miles de comentarios presentados a OOXML se cumplió en Ginebra. A medida que los delegados vuelven a sus respectivos países, los antecedentes de lo que sucedió en Suiza salen a la luz. Y como era de esperarse, la delegación (de uno) enviada por Chile cumplió un rol fundamental en el resultado de la reunión.

La Reunión de Voto Resolutivo (o Ballot Resolution Meeting – BRM en inglés) tenía apenas 5 días para lidiar con 1027 respuestas dadas por ECMA y Microsoft a los 3522 comentarios presentados por todas las delegaciones (incluidos 207 de Chile). Como bien apunta Rob Weir, eso significa que había menos de 2 minutos para discutir cada una de las respuestas.

Como podrán adivinar, 2 minutos por comentario resultaron ser completamente insuficientes, y llegado el día viernes, más del 80% de los comentarios ni siquiera habían sido discutidos, y mucho menos resueltos. Enfrentados a esta situación, los organizadores de la reunión propusieron un voto final, que permitiría que los comentarios fueran aprobados en masa, sin discusión alguna. Sin duda, este procedimiento viola el espíritu de la reunión, que es la de discutir y resolver los problemas que puede tener OOXML como estándar, además de reglas específicas que indican que este tipo de resoluciones deben llevarse a cabo por consenso.

Peor aún, el procedimiento que se aprobó durante la reunión removió el requerimiento de que las respuestas de ECMA/Microsoft se aprobarán con un mínimo de votos.

Y el viernes, los votos fueron anunciados. La mayoría de las delegaciones decidió abstenerse, cuatro países votaron por rechazar los comentarios en masa (India, Malasia, África del Sur y Estados Unidos)…y solo 5 países votaron por aprobar los comentarios en masa: Costa de Marfil, Noruega, Finlandia, la República Checa y… Chile.

Este no es, como ya he comentado antes, el voto final de Chile, que como otras organizaciones nacionales tiene 30 días para mantener o cambiar el voto emitido en Septiembre, que en nuestro caso fue de abstención. Pero el hecho de que el delegado de Chile haya decidido darle un cheque en blanco a ECMA al aprobar cientos de comentarios que no se habían discutido es tremendamente preocupante.

Al final, lo que ha revelado este proceso, en Chile y en la ISO, es la fragilidad de las instituciones que deben lidiar con procesos de estandarización. En Chile, esa fragilidad se ha expresado en una incapacidad para llevar a cabo un proceso independiente de evaluación de OOXML, que llevó al insólito resultado de enviar a Ginebra a un único delegado con claros conflictos de interés, y que el viernes pasado ha votado por aprobar en masa un texto que no había sido discutido (y esta discusión era el objetivo principal de la reunión). A nivel internacional, esta fragilidad se expresó en la incapacidad de la ISO de resistir la presiones para llegar a una resolución rápida. Como declaró uno de los asistentes (traducción libre, como siempre):

El proceso fue una completa mierda, total y sin alterar. No soy un experto en la ISO, pero para lo que sea que este proceso de «Fast Track» [via rápida] fue diseñado, seguro que no fue esto. Simplemente no se puede revisar seis mil páginas de una especificación profundamente compleja en el tiempo que fue provisto para el proceso. Esto es cierto en el caso en que estemos hablando de los meses entre el voto y el momento en que las Respuestas [de ECMA] estuvieron disponibles, las semanas entre cuando llegaron las Respuestas y el BRM, o las horas en la sala del BRM.
A medida que el tiempo se fue acabando hubo una desilusión real por no tener tiempo para estudiar las propuestas; algunas de ellas, en mi opinión, eran cosas que podrían haber ayudado [a mejorar] la calidad del borrador [de la especificación].
Este fue un horrible, e insólito, abuso del proceso y en la ISO deberían estar avergonzados por dejar que esto sucediera. Su reputación, en mi opinión, esta destrozada. Mi opinión de ECMA ya era muy negativa; esto no la mejorado, y si ISO no se las arregla para encontrar una forma de deshacerse de esta sanguijuela tóxica, este tipo de abuso seguirá sucediendo.

Y así estamos. La insistencia de Microsoft de aprobar OOXML como estándar a cualquier precio, utilizando el proceso de vía rápida y otras tácticas lamentables, no solo arriesga que terminemos con un estándar inferior cuyo único objetivo es mantener la posición monopólica de una empresa, sino que ha dañado el proceso de estandarización que nos entrega herramientas fundamentales para el desarrollo tecnológico y la interoperatividad.

Lamentablemente, el papel de Chile en el proceso ha dejado mucho que desear. Desde la elección de la CCE como el organismo a dirigir el proceso hasta la elección de su presidente como delegado de Chile, hemos fallado en tomarnos el tema en serio y ahora estamos jugando un papel bastante vergonzoso. Y en menos de treinta días nuestro país va a emitir un voto final. ¿Predicciones?

Los contenidos de este blog están publicados bajo una licencia Creative Commons Atribución-Compartir-Igual. (c) 2005-2022 El Diablo en los Detalles | Usando WordPress y una versión modificada de Barecity.