Posts Tagged ‘network-neutrality’

¿Legislar la neutralidad?

domingo 16 de julio, 2006

Como comentaba hace un par de días (y ya había escrito algo sobre esto en Febrero), Christian escribió un artículo excelente en la mouse sobre la neutralidad de la red. Ahora, Claudio se le ha unido para explicar (en dos partes) de que se trata este asunto.

Para resumir lo ya dicho: Por razones históricas, internet nació con la famosa «neutralidad» incorporada en las entrañas. O sea, los protocolos están diseñados para ser democráticos: la información se transmite, mas o menos, en orden de llegada, y sin discriminar por contenido. Pero recientemente, algunas empresas (sobre todo las que tienen su negocio dividido entre telefonía e internet) están preocupadas por un futuro que demanda más y más ancho de banda y latencia (leáse películas y telefonía VoIP), y están buscando otras formas de ganar dinero, basicamente buscando crear una serie de bandas de calidad de transmisión por las que habrá que pagar extra. No necesariamente nosotros los usuarios, sino los proveedores de contenido (por ejemplo, Google. O tal vez Skype).

¿Y que nos importa? Bueno, como ya se ha dicho, Internet ha sido un espacio increíble para la innovación y el comercio, y por otro lado, una vía nueva de expresión de todo tipo.

Pero hay un elemento fundamental que creo que vale la pena agregar a lo ya dicho. La red funciona como sustrato para la innovación y la libre expresión porque, básicamente, es una meritocracia. Un proveedor de servicios como Google, una ONG como Derechos Digitales, o este modesto blog tienen una cosa en común: todos tenemos una dirección única en internet, y toda la plata del mundo no puede derrotar los contenidos inteligentes, las ideas novedosas y la popularidad ganada a punta de un buen servicio.

Los que tienen éxito en la red de hoy sin duda se pueden beneficiar de la experiencia que da el tiempo y de una cuenta corriente con muchos ceros, pero en un mundo donde cada bit de información es transmitido sin discriminación, son lo méritos los que determinan el éxito. Si los poderosos hubieran podido pagar por acceso privilegiado a los ciudadanos y clientes (y por lo tanto, impidiendo acceso a los menos privilegiados), ¿Como hubieran formado Google dos estudiantes de postgrado?¿O como se hubiera formado un movimiento político alrededor de los blogs?¿Si VTR pudiera discriminar acceso a contenido, que destino hubiera tenido la campaña Mi Primer PC… Pero de Verdad!?

El futuro es incierto, y no estoy muy seguro que la legislación que se esta proponiendo sea la mejor solución para este problema. El problema es legislar sobre un problema que todavía tiene pocas expresiones en la realidad (han habido solo discusiones de que tipo de internet no-neutral tendríamos en el futuro). ¿Es mejor esperar a que veamos un mal uso, o tratamos de predecir el futuro con las leyes? Voy a comentar sobre este tema, pero por ahora los dejo con un párrafo de un artículo sobre neutralidad escrito por Ed Felten:

Hay un buen argumento a favor de no hacer nada [sobre la neutralidad de la red] y dejar que la situación evolucione. La situación presente, con el problema de la neutralidad de la red sobre la mesa en Washington pero sin reglas que se hayan establecido, es en cierto modo ideal. Proveedores de Internet, sabiendo que discriminar en este momento haría que la regulación se volviera más necesaria, se están comportando de la mejor forma posible; y sin ninguna legislación, no tenemos que preocuparnos sobre el difícil problema de establecer límites y de como los mantenemos. Establecer una legislación fuerte en este momento arriesga effectos secundarios, y legislación regulatoria que fuera inefectiva removería la amenaza de la regulación. Si es posible mantener la amenaza de la regulación y dejar el asunto sin resolver, el tiempo nos dirá más sobre que legislación necesitaríamos, en el caso en que la necesitemos.

Para Leer: Claudio/Neutralidad (parte I) Claudio/Neutrlidad (parte II) Juque: La Neutralidad de la Red

¡Muerte a la red gratis!

domingo 05 de febrero, 2006

Parece ser que los proveedores de Internet en Estados Unidos sienten que no están ganando suficiente dinero estos días, y que los proveedores de servicios en línea se están aprovechando de su nobleza.

Empresas como Verizon, Bellsouth y AT&T están declarando a los cuatro vientos que Google, Yahoo! y otros buscadores deben pagarles por el privilegio de usar su ancho de banda. En las palabras de Ed Whitacre, el CEO de AT&T:

«La Internet no puede ser gratuita… el que Google o Vonage pretendan usar estas «cañerías» gratuitamente es una locura.

¿De que está hablando Ed? Bueno, el cree que como Google y otros sitios exitosos generan mucho tráfico al proveer servicios de búsquedas, videos, mapas y otras cosas, lo más que justo es que Google comparta el costo de proveer internet a los usuarios de AT&T. En el mundo ideal de estas empresas, Internet dejaría de existir en su forma actual, y además de cobrar a los usuarios por el derecho a la conección, se le cobraría a distintos sitios y servicios de acuerdo a la calidad de conección que esos servicios requieren. A propósito, no sé donde leyó Ed que la Internet es gratuita, pero me encantaría saber donde puedo conseguirla, ¡así me ahorro los US$30 que gasto al mes en banda ancha!. Ni me quiero imaginar el cuanto paga Google por su acceso a Internet.

No es ningún misterio el problema que tienen estás empresas: Muchas de ellas proveen servicios de telefonía junto con acceso a Internet, y tecnologías como voz a través de Internet (VoIP) utilizadas por Vonage o Skype están amenazando sus fuentes de ingresos. Por otro lado, también ven una oportunidad de oro de comercializar otros aspectos de la red.

El peligro de este «modelo de negocios» que está siendo propuesto no solo afecta a empresas grandes. Si lograran su objetivo, sería difícil que la meritocracia de la red persista: Hoy en día, los proveedores de Internet deben ser neutrales con respecto al contenido que transportan en su infraestructura. O sea, yo compró ancho de banda y decido como «gastarla», de acuerdo a los méritos de cada sitio o servicio que me interesa usar.

Es poco claro si este nuevo modelo les va a funcionar. Google ya se ha negado a pagarle a los proveedores de Internet, y no me imagino que sus clientes (nosotros) van a encontrar alguna ventaja en esta idea. Pero como dicen por ahí, en pedir no hay engaño.

Los contenidos de este blog están publicados bajo una licencia Creative Commons Atribución-Compartir-Igual. (c) 2005-2022 El Diablo en los Detalles | Usando WordPress y una versión modificada de Barecity.