Archive for agosto, 2006

El Metro Meme

jueves 31 de agosto, 2006

Metros que he usado:

santiago london boston new york barcelona berlin s frisco budapest washington istanbul paris vienna s
Got at b3co.com!

vía Metros from the world. En todos, por suerte, el antiquísimo método de mostrar un billete en la ventanilla resulta en un boleto… y algo de vuelto.

HOWTO/COMO: Usar SSHFS para montar directorios con ssh

martes 29 de agosto, 2006

Siguiendo con la onda geek de mi último post….

Todos los que mantenémos un servidor, o tenemos más de una máquina que queremos mantener remotamente, usamos SSH. SSH es seguro y rápido, y solo basta que el servidor tenga acceso a SSH para poder utilizarlo, lo que esta permitido en cualquier parte. Ahora, con todas las gracias que tiene, ssh puede ser un poco molesto si se tienen que copiar archivos, y como en efecto somos un usuario común en el servidor, estamos limitados a los programas instalados en este. Soluciones a este problema es usar NFS u otro archivo de sistema en redes, pero la desventaja es que es inseguro, y por supuesto, necesitas autorización del administrador de sistemas (¡buena suerte!).

Este el problema básico que soluciona SSHFS. Utilizando FUSE, o Filesystem in User Space, SSHFS te permite «montar» localmente un directorio remoto usando SSH. He aquí como hacerlo:

1.- Asegúrate que el kernel que estás usando incluye FUSE (está incluído en de la versión 2.6.14 para adelante). Si no lo está, es posible instalar el módulo: en Debian/Ubuntu, basta con instalar fuse-source desde synaptic, e instalar con module-assistant.

2.- Instalar SSHFS. Está en los repositorios de muchas distribuciones, como Debian/Ubuntu, Gentoo, etc. En Debian, basta instalar sshfs con synaptic. Si no, no te que más que compilar el código fuente!

3.- Carga el módulo: ‘modprobe fuse’ como administrador.

4.- Tamos casi listos: pasos 1-3 solo se hacen una vez, y ya estamos listos para utilizar nuestar cuenta SSH como un vulgar directorio en nuestro PC. Basta hacer:

sshfs usuario@servidor.com:dir_remoto dir_local

y presto. Ahora puedo ver, copiar, editar, etc, etc. todo lo que está en dir_remoto simplemente accediendo a dir_local. Para «desmontar» el directorio, basta hacer:

fusermount -u dir_local

7.- Eso es todo.

8.- O no: hay una larga lista de otros archivos de sistemas que usan FUSE. Entre ellos, gmailfs, que permite usar tu cuenta de gmail como un disco remoto, o WikipediaFS, que te permite acceder y editar artículos de la Wikipedia como archivos locales (hay cada loco…).

9.- Ahora si que terminé. Linux la lleva.

La Magia de Parallels en Linux

sábado 26 de agosto, 2006

Si han leído este blog por algún tiempo, ya saben que no soy ningún fanático de Windows. Desde que me cambie a Linux, no he tenido ni la más mínima gana de usar ese nunca bien ponderado sistema operativo. Sin embargo, a veces algo pasa que me arrastra contra mi voluntad al lado oscuro. En este caso… Internet Explorer.. A pesar de que me preocupo de que este blog tenga html y css válidos y que se vea bien en Firefox, recibí quejas de usuarios de IE6. ¿Que hacer, cuando no tienes una máquina con Windows XP a la mano? Bienvenidos al mundo de las máquinas virtuales…

Parallels es un programita que se ha hecho famoso con los nuevos Mactels, ya que les permite a los usuarios de OSX correr Windows XP en una máquina virtual (MV). Es decir, uno puede instalar un sistema operativo completo, el OS «guest», en un sistema que es el «servidor» o «host». La gracia de la virtualización es que los dos sistemas pueden compartir los recursos del computador (tarjetas de red, CDs, etc. etc.) simultaneamente. Pero como no solo de Apple vive el hombre, hay una versión de Parallels para Windows… y para Linux.

Tratando de solucionar mi problema con el blog (e interesado en probar esta supuesta maravilla), raudamente baje la versión beta 2.2 de Parallels para Linux, convenientemente empaquetada para Debian y derivadas (y hay versiones para Gentoo, un RPM para Fedora/SuSe y una instalación genérica), y la instalé sin problemas. Después de los clicks de rigor, aceptando la licencia y demases, Parallels ofrece una excelente asistente para crear una MV (donde se instalará el sistema operativo de elección):

Asistente de Parallels

Al llegar el momento de elegir un lugar en el disco duro para crear la máquina virtual, me dí cuenta que me quedaba poco espacio en mi laptop, así que pensé que hasta aquí no mas había llegado (se requieren 8GB para instalar un MV para WinXP). Pero recordé que tengo un disco USB externo, así que decidí crearla ahí. 0 problema. El siguiente paso, instalar WinXP en la MV, fue también trivial. Parallels comparte los recursos disponibles, así que el CD y otros componentes pueden ser utilizados sin problemas.

Basta entonces con poner el CD con XP en el CD, y «encender» la MV. El proceso de instalación también fue muy fácil (con la diferencia que resetear la MV demora solo un par de sengudos, :)), y cuando por fin terminó, llegó la hora de la verdad: «encender» el computador virtual, y…

parallels.png

Presto! Aquí lo tienen… una escena que debe ser la pesadilla de Bill Gates. Windows corriendo en una pequeña ventanilla, como un vulgar tetris, en Linux. Tambíen me trajo malas memorias de cuando usaba Windows, lo que explica el Ruso Blanco (o, como dijo el gran Lebowski, un «Caucásico») al lado del laptop (*):

whiterussian.jpg

Por supuesto, se puede maximizar para utilizar a pantalla completa, y se puede instalar todo el software que quieras. Confieso que no he probado las otras alternativas, pero Parallels hace lo que promete, y lo hace bien. Si, es propietario, y cuesta US$50, pero fui capaz de solucionar rápidamente el problema que tenia con Explorer (o eso espero), y me quedé con un Windows de jugete, en caso necesario. Para alguien que quiere probar aplicaciones o sitios webs en distintos ambientes, creo que Parallels es realmente una herrmienta exclente. Y eso, señoras y señores, sería todo. ¡Salud!

(*) Ok, mentira. No tuve problemas, pero tener que usar Windows es una excusa tan buena como cualquier otra para tomarse un copete.

Los contenidos de este blog están publicados bajo una licencia Creative Commons Atribución-Compartir-Igual. (c) 2005-2021 El Diablo en los Detalles | Usando WordPress y una versión modificada de Barecity.