domingo 05 de octubre, 2008

La Ley de Propiedad Intelectual y los Juegos de Suma Cero

Imaginate que un día te compras un sandwich con un amigo, y te encuentras en la situación de dividirlo con él. Como la única forma de que tu pedazo sea mas grande es que el pierda de su parte del sandwich, los economistas llaman a ese tipo de situación «de suma cero» (las elecciones presidenciales también son un buen ejemplo, porque para que uno salga presidente, el otro necesariamente tiene que perder).

Esto parecerá muy obvio en el caso del sandwich (o de la elección). Pero resulta que hay muchas situaciones que no son de suma cero. Partiendo por la compra del sandwich: ambos tú y tu amigo y el vendedor del cuál obtuvieron el sandwich ganaron en la transacción. No hay perdedores.

Ya sé lo que te estás preguntando… ¿Y que diablos tienen que ver los sandwiches y los juegos de suma cero con la Ley de Propiedad Intelectual (LPI)?. Bueno, la cosa va más o menos así:

Uno no puede dejar de pensar que la Sociedad Chilena del Derecho de Autor (SCD), que ha montado una campaña frontal contra la reforma a la LPI que se trámita en este momento en el Congreso, ve esto de los Derechos de Autor como un juego de suma cero. Así, la SCD nos quiere hacer creer que la única forma de que los ciudadanos tengamos más acceso a nuestra cultura es si ellos pierden, y que el proyecto en discusión no es más que una forma de debilitar el sistema que les da sustento económico a los autores y artistas del país.

Y si uno tiene esa perspectiva, no es difícil ver que la SCD crea que esto es una guerra contra la sociedad en general, donde para que la ésta gane algo deben perder ellos. Y en ese estado mental belicoso parece que no hay lenguaje demasiado incendiario ni se puede jugar lo suficiente con la verdad. Así, nos encontramos con denuncias histéricas de que el comunismo está arrasando nuestro país (o el autor no entiende lo que es el Comunismo, o no ha salido a la calle en Chile en 20 años. O ambas), o cosas como esta:

Llegamos a la conclusión de que son ocho son los puntos de mayor conflicto: 1. Se beneficia a los grandes de internet y se da cero a los autores. 2. Se quiere derogar la irrenunciabilidad de derechos. 3. Ya no se habla ni de autores ni de artistas, sino de “titulares de derechos”. 4. Establecimiento de una super-excepción a los derechos de autor. 5. Las autoridades desconfían de los artistas organizados en sociedades de gestión. 6. Se quiere cambiar “finalidad de lucro” por “interés comercial”. 7. Se pretende eximir a comerciantes del pago de derechos. 8. Se quiere autorizar el negocio de las fotocopias masivas de libros.

Ya algo he discutido la tontera que es atacar a las proveedoras de Internet, que no es más que una forma de extraernos a todos un impuesto con beneficio privado. Pero el decir que con la reforma a la ley «se da cero a los autores», dado que el proyecto endurece tremendamente las penas por violaciones a los derechos de autor, es simplemente faltar a la verdad. De más esta decir que no existe tal cosa como una «super-excepción» en el proyecto, y menos se pretende autorizar el negocio de las fotocopias masivas de libros. De lo demás, informate acá.

La verdad es que las libertades que se está tomando la SCD con la verdad y las realidades de la reforma no hacen más que traicionar ignorancia. Como otros antes que ellos, y sus pares en otros países, la SCD se niega a entender que este no es un juego de suma cero, y que no se trata de robarles lo que parece a veces perciben como derechos divinos y absolutos, sino que el proyecto  facilita el acceso básico a la cultura que por mucho tiempo nos ha sido negada, y que de ese acceso expandido – y bajo un marco legal atento a las realidades tecnológicas con las que vivimos – tanto los titulares del derecho como la sociedad en general tienen todas las de ganar.

~

4 Comentarios »

  1. Parece que ha pasado mucho tiempo desde que los artistas pregonaba con la frase: «hay que acercar el arte a la gente».

    Viendo como piensan ahora, dichas palabras suenan tan falsas como las de los empresarios y promotores de la ley del mercado, que antaño evangelizaban con la frase «el cliente siempre tiene la razón».

    Andres — 5 de octubre de 2008 @ 10:21 pm
  2. Buen artículo Carlos (como siempre). Estos tipos de la SCD están locos… en la lista de MLD algo estaban diciendo[1] de un acuerdo extraño entre el gobierno y los susodichos.¿

    [1] http://groups.google.com/group/liberaciondigital/msg/9fdd7bd0b8d6dbce

    PS.- Cambia el tema del blog o me declaro en huelga y no lo sigo revisando =P.

    PaBLoX — 7 de octubre de 2008 @ 10:12 pm
  3. Increiblemente, los «artistas» siguen pregonando y haciendole la pega sucia a los sellos discográficos, que a su vez los exprimen de por vida. ¿Cuando cortarán al «intermediario» entre su producto y el cliente? Cuando dejarán de culpar a su audiencia y verán que el problema es quien administra sus carreras?

    Es el sindrome Elvis-Coronel Parker nuevamente. Nunca aprenden.

    Y lo peor es que reciben migajas, no como el fallecido rey. Para muestra un ejemplo sobre lo poco que ganan con las extensiones de derechos, frente a lo que obtienen sus «protectores» (en el sentido mafioso) http://arstechnica.com/news.ars/post/20080908-80-of-artists-would-get-30year-from-copyright-extension.html

    Carlos, haciendo eco a lo dicho por PaBLoX, encuentro la falta de elementos demoníacos en tu página… perturbadora. Ya es tiempo de traer de vuelta al diablito.

    Freddy de la Cruz M. — 8 de octubre de 2008 @ 11:37 am
  4. Carlos, seguro que ya viste este post pero te lo paso igual por si las moscas (y porque te interesa seguro):

    http://liberaciondigital.org/blog/2008/10/acuerdo-secreto-scdgobierno-de-chile-revelado/

    ¡Mucha fuerza!

    Versvs — 9 de octubre de 2008 @ 10:17 am

Los contenidos de este blog están publicados bajo una licencia Creative Commons Atribución-Compartir-Igual. (c) 2005-2021 El Diablo en los Detalles | Usando WordPress y una versión modificada de Barecity.