martes 29 de julio, 2008

La LPI, los artistas (y un trato justo)

Sin duda, las últimas campañas y contracampañas a raíz de la discusión de la muy necesaria actualización de la Ley de Propiedad Intelectual de Chile van a dar mucho de que hablar. Y aunque el tema da para mucho, vale la pena detenerse por un momento en uno de los argumentos centrales que está usando la SCD para oponerse a la ley, la supuesta responsabilidad de los proveedores de servicio de internet (ISPs):

EL NEGOCIO DE LOS ISPs NO PUEDE HACERSE IGNORANDO A LOS ARTISTAS. La banda ancha se basa en la difusión de obras de artistas y autores, pero no se les paga nada. Es correcto que cada cual gane lo suyo, pero no es correcto lucrar con obras de otros. Que las empresas de banda ancha no se queden con lo que no les corresponde.

La propuesta de la SCD es simple: ante lo que perciben como un lucro a su costa por parte de los ISP, la solución es hacer que esas empresas paguen un porcentaje de sus ganancias a la SCD. Los detalles de como se implementaría un sistema de vigilancia del tráfico de todos los usuarios de internet en Chile son oscuros, pero por supuesto sería pagado de los bolsillos de todos (y esto sobre el costo de la compensación que exige la SCD).

Para entender lo equivocado que es el argumento que usa la SCD, pensemos en una analogía: un empresario tiene la concesión de una empresa que provee agua a una ciudad, y los habitantes de esta debe pagar por el volumen que utilizan. Algunos la usarán para cosas personales como preparar su comida o ducharse. Otros, para fabricar cerveza o un tener un servicio de lavado de autos. Y gracias a la existencia de esta infraestructura y el trabajo del empresario que debe administrarla, mantenerla y repararla, toda la ciudad (no solo el empresario) gana al tener una ciudad con agua limpia para tener una vida más sana y productiva. Pero no, nos dice la SCD: resulta que esa misma agua se puede usar para acciones contra la ley, y es el concesionario que provee el agua a la ciudad – no el que comete el supuesto delito – el que es responsable de esas acciones, y por lo tanto debe pagar.

Al ver a Internet como un antro de ladrones, la SCD ignora que existen muchos usos totalmente legítimos de una conexión de banda ancha (uno de ellos es leer este mismo blog) que no tiene nada que ver con la piratería, de la misma forma que otros ignoran que existen usos legítimos para el P2P, etc. Esta concepción ignora también los efectos positivos que ha tenido la red en la creación y promoción del arte a través de nuevos medios de difusión, promoción viral y la dinámica de nichos de la Long Tail. Y aún peor, ignora la explosión de autoría que esa banda ancha ha permitido.

Aún peor, el plan de la SCD, que cambia la misión de los ISPs desde proveedores de un servicio (como el proveedor de agua) a ser también una organización de vigilancia (como la policía de una ciudad) abre la pregunta de cuál es el siguiente paso: Si el ISP es responsable por la música que se transfiere por sus «tubos»… ¿que pasa con los programas computacionales?¿y la pornografía infantil? ¿y están tambien «lucrando» con aquéllos que usan la red para injuriar a otros, y por lo tanto los ISP deberían ser responsables por esas acciones?.

Hay que admitirlo: la estrategia de atacar a los ISPs y enmarcar el conflicto como uno en que «transnacionales» están atacando el sustento mismo de la Cultura Chilena tiene la gracia de evitar la confrotación directa con los usuarios y asignar a un culpable que a muchos les parecerá un Goliath abusivo. Pero es de esperar que, al revelarse los verdaderos efectos que esta propuesta tendría sobre el costo de acceso a internet y, más importante, sobre nuestros derechos a una vida privada, la SCD se volverá obligada a buscar mecanismos de compensación que sean realistas y justos. Para todos.

~

25 Comentarios »

  1. A riesgo de generalizar demasiado, me parece que los artistas actúan más movidos por emociones y sentimientos que por la razón. Y eso se ve reflejado en iniciativas como éstas. Ahora, está en manos de los políticos el no dejarse impresionar por falsos argumentos. En este caso, no sé si es bueno o malo el hecho de que los políticos tampoco son muy llevados a moverse por la razón, sino que se mueven más por lo que les puede dar más votos (o más plata)

    Ricardo — 29 de julio de 2008 @ 4:15 pm
  2. La verdad es que es totalmente inutil tratar de resolver el problema de la «‘pirateria» por medios tecnicos, y se pueden gastar todo el dinero que quieran en convertir a la red en un sitio «seguro» y vigilado, pero es imposible, no se puede bloquear el trafico P2P.

    De hecho podriamos demostrar, rigurosamente, que es imposible implementar un mecanismo que determine que tipo de contenido circula por las redes, ante esto, la unica posibilidad es bloquear puertos o hacer muestreos estadísticos, a ver si pillamos a los piratas.

    Bloquear puertos es inutil tambien, siempre puedes ir por el puerto 80.

    La única posibilidad para combatir «la pirateria» es cerrar internet ;)

    Parafraseando a John Gilmore, «internet interpretará estas leyes como una falla y las rodeará».

    http://www.lnds.net/2008/06/unmundode_extremos.html

    Eduardo Diaz — 29 de julio de 2008 @ 5:26 pm
  3. Hola. Me parece super interesante tu post porque trae a colación varios puntos importantes. Veamos algunos de ellos:

    Los detalles de como se implementaría un sistema de vigilancia del tráfico (yo hablaría de monitoreo y no vigilancia, puesto que se trataría de información anónima), está lejos de ser un asunto oscuro y utópico. Si bien es una estimación difícil de precisar, dudo mucho que sea caro. Instalar un sniffer que busque keywords y determine tipos de trafico (un par de máquinas en base a software libre en cada ISP), y la programación y supervisión del funcionamiento de la red de monitoreo resultante, no debería costar más de US$50 mil al año, siempre que se cuente con la debida cooperación de las empresas que proveen acceso.

    Dicho costo sería responsabilidad de las partes interesadas, o sea no habría de cobrarse «por sobre» lo que se recaude por derechos, licencias, etc., si no que tendría que ser parte de éste, como lo es hoy en el caso del muestreo a medios (radio, televisión) realizado por la SCD.

    Nótese que yo planteo el caso de la SCD como ejemplo, no afirmo que deba ser la entidad a cargo de un sistema de muestreo y recaudación en favor de los artistas, aunque es evidente que la SCD está en muy buen pie para hacerse cargo de ello, puesto que ya realiza una tarea similar.

    La metáfora del agua no me parece válida en relación al caso, especialmente porque el agua -a diferencia de la Internet- no se suele cobrar por tarifa plana, y no hay distintos tipos de agua que usen los clientes, por ejemplo no hay agua con propiedad intelectual. Un metáfora más cercana -pero tampoco del todo equivalente- es la TV de pago, por cable.

    Es interesante mencionar que en algunos países está haciendo agua (pun intended) el modelo de acceso ilimitado por tarifa plana. En este momento de hecho se está dando esa discusión en EEUU en relación a ello. Si el agua se cobrara por tarifa plana, que unos la usarán para cosas personales como preparar su comida o ducharse y otros, para fabricar cerveza o lavar autos, habría un tremendo problema comercial, el efecto tarifario sería extremadamente injusto.

    Por lo mismo, el que para la Internet se pague por volumen de tráfico o diferenciado por tipos de servicio, es una tendencia que seguramente no quedará limitado a Francia e Inglaterra. Pero por supuesto no hay para qué hacerlo tan mal como los franceses.

    En cualquier caso, no se si la SCD ve la Internet como un antro de ladrones. Ciertamente yo no lo veo así. Lo que ocurre hoy con la red es que la gente ya paga por descargar contenidos y esa es un atributo que no deseamos quitarle a los usuarios. Lo que yo deseo al menos, es que el lucro que se hace con dicho valor agregado del servicio, sea debidamente compensado a los creadores de dicho valor.

    Si filtrásemos el acceso a las redes P2P, los usuarios perderían un importante valor agregado, las empresas que proveen acceso perderían clientes o estos se pasarían a planes de menor ancho de banda, y el potencial de percibir ingresos -para quienes realizan los contenidos- desaparecería. Por lo tanto creo que nadie quiere ese tipo de filtros, los cuales además serían poco eficaces en la práctica.

    Técnicamente, es mucho más sencillo medir dichos tipos de tráfico que bloquearlos. Bloquear el acceso es posible, pero tan caro que no vale la pena.

    Pero además -y siguiendo con metáforas con agua, je- prefiero ver el vaso medio lleno que medio vacío. Hay una tremenda oportunidad, pues cualquier duda que hoy alguien pueda tener acerca de la legalidad del uso de la Internet para la descarga de contenidos, se aclararía de inmediato y consensualmente, si tuviéramos un sistema compensatorio. Ello -insisto- no es una idea nueva, si no algo que lleva funcionando con la radio y la TV durante décadas, y a pesar de las críticas que se hacen en Chile a las imperfecciones del funcionamiento de la SCD, funciona bastante bien.

    Si hay algo que está claro hoy, independiente de la opinión que podamos tener cada uno, es que no hay consenso acerca de la justicia de aplicar excepciones a los proveedores de acceso que les permitan seguir haciendo lucro con las descargas de contenidos que no ha sido definido como gratuito por sus titulares de derecho de autor.

    Es perfectamente respetable el caso de autores que prefieren que su trabajo sea de acceso gratuito, pero no podemos obligar a todos los artistas a regalar su trabajo, entiendo que muchos artistas en el fondo lo que están diciendo es que su trabajo no es gratis.

    ¿Qué parte de ese no es la que no se entiende?

    Por último cabe mencionar que en el caso particular de la SCD, si bien son chilenos los músicos (y otros artistas) que han salido a manifestarse a las calles, en los medios, etc., la SCD representa también los intereses de titulares de derecho de autor de todo el mundo, y de hecho en cuánto al volumen actual de recaudación -por ejemplo por concepto radial- es lejos mucho mayor la participación extranjera que chilena.

    Ignacio Rodríguez / @micronauta — 29 de julio de 2008 @ 11:48 pm
  4. Concuerdo con el punto de vista del post, solo agregar: A nivel técnico, la pelea contra los P2P mediante el bloqueo, lo han perdido todos los ISP y las asociaciones de derechos de autor alrededor del mundo, ya que no hay un metodo 100% eficaz para frenar todos los sistemas existente. No creo que ni todos los ingenieros de Chile juntos, podran ser capaces de levantar un sistema de filtro con un nivel asi de complejo (sobre todos por los paquetes encriptados mediante ofuscacion).

    Yo presiento que lo que se terminara haciendo es un damanda al usuario final mediante la obtencion de log en los ISP de la navegacion en sitios de descarga directa o de archivo .torrent… visto en otros paises, como en España por SGAE o en USA por la RIAA.

    Nito — 30 de julio de 2008 @ 1:33 am
  5. Nito, qué interesante punto de vista. Y entonces ¿cómo se podría demandar al usuario, por estar bajando datos a través de un servicio por el cual ya está pagando, servicio que además publicita el p2p como parte de su oferta? Incluso algunos ISP han publicado avisos mostrando gente bajando música y transfiriéndola a un reproductor portátil (Entel Internet, si mal no recuerdo).

    Puede ser aún más complejo! ¿Qué pasa en un cibercafé, o si yo le convido ‘net a mi vecino? ¿A quién hay que demandar en ese caso? ¿Y qué pasaría en el caso de redes de acceso público, o en el caso de redes mesh, donde no hay un sólo proveedor de rutas?

    Le he dado vueltas durante años al asunto. De hecho la primera carta que mandé a la SCD sugiriendo que los ISPs podrían pagar como lo hacen las radios, data a hace más de 5 años. No veo que haya otra manera sustentable de compensar a los titulares de derecho de autor que no quieran liberar sus contenidos.

    Me pregunto si realmente será presentable la idea de que un usuario tiene que saber que está bajando contenido ilegalmente. De hecho, dudo que el comprador medio pudiera saber si cuando va a una tienda y compra un CD, se trata de una transacción que no vulnera los derechos de los autores, intérpretes, productores, etc.

    Pienso que del momento en que yo cobro por algo, estoy haciendo la declaración implícita de que tengo derecho a venderlo. O acaso cuando nos sentamos en un restaurant ¿tenemos que pedir las facturas de la materia prima de la comida que comemos? Me parece que no. Ni siquiera en la Mía Pappa y su all you can eat.

    Ignacio Rodríguez / @micronauta — 30 de julio de 2008 @ 2:13 am
  6. Ignacio, la demanda a usuarios finales no fue una solucion en los casos de la RIAA. Lo unico que lograron fue que los pocos usuarios que confirmaron como difusores de contenido ilegal, pagarán una compensacion «aprox» de la cantidad de contenido que tenian almacenado. Pero en ningun caso lograron detener el aumento del trafico de material protegido por copyright en ese pais. En España fue peor, ya que muchos fueron absueltos bajo el alero de la «copia privada».

    Personalmente encuentro que la creacion de un canon digital sobre los servicios de internet va en erronea direccion de suponer a todos como «piratas». Lo que a la larga termina convirtiendolo en un metodo de ingreso mayor que la venta directa de material artistico. Asi el mercado musical y del entretenimiento en general, dejará de invertir en nuevos metodos de difusion, y pasará a convertirse en un «caza bruja» sobre los ISP para el pago «correcto» del canon.

    Ahora, es cierto que los ISP utilizan a los P2P como gancho publicitario, pero es que se aprovechan de la del precepto de «para que pagar si puedo conseguirlo gratis» que tenemos en Chile. Lo que hay que hacer es reencantar al mercado para cambie su habito… y como? .. NPI. Miro con cara de incredulo como por ej. en el caso del transantiago el ministro espera que mejorando el servicio la gente quiera pagar por el.

    Asi que queda dos formas de atrapar el cerdo de Narea… persiguiendolo o atrayendolo con comida.

    La comida para este cerdo puede ser creando nuevas formas de ventas como las que existen en USA : arriendo de peliculas desde la casa, streaming de contenido con publicidad, sistema de musica online sin DRM, masificacion de presentaciones en vivo… etc

    Si lo mas facil para todos es perseguir y encarcelar… y esto ya me suena a algun momento de mi vida.

    Nito — 30 de julio de 2008 @ 3:28 pm
  7. Nito, totalmente de acuerdo, penalizar a los usuarios es erróneo, en el mejor de los casos porque es insustentable en términos de costo y tal. Pero además, los usuarios no tienen la culpa, pues ya pagan para bajar contenidos. La falla del sistema está en otro lugar.

    La ciencia de la estadística permite evitar que paguen justos por pecadores.

    Lo irónico es que el «Cerdo de Narea» en realidad no tiene nada que ver. Google no es la entidad que se llena de dinero por vender -por ejemplo- música. Ese rol hoy lo tienen los proveedores de acceso a Internet, son el nuevo distribuidor, en reemplazo de la tienda de discos y la radio.

    Lo que yo propongo es que toda la música se entregue sin DRM, y que -al pagar licencias los proveedores de acceso- la descarga que se hace a través de ellos, via p2p o como sea, se convierta no en pirateo si no en una manera legal de acceder a la música.

    Ignacio Rodríguez / @micronauta — 30 de julio de 2008 @ 6:31 pm
  8. Micronauta cree que lo único que hace la gente en internet es bajar música.

    Alex — 30 de julio de 2008 @ 7:10 pm
  9. Gracias a @todos por los comentarios.

    @micronauta, tiendo a estar de acuerdo con @eduardo: es muy difícil derrotar la piratería por medios técnicos. De hecho, ya hoy, sin moverme de mi escritorio, existen formas de derrotar el sistema que tu planteas. Y si necesitas mas pruebas, es cosa de ver la vida media de los sistemas de DRM en la red.

    Sobre el fondo del asunto, has mencionado acá y en otras partes el sistema de compensación de radios y tv. Por supuesto, y a menos que me muestres evidencia de lo contrario, la SCD no esta buscando para nada un sistema análogo: mientras que a cambio de su pago, la TV y radio se ganan el derecho legal de usar los contenidos administrados por la SCD, esta solo esta buscando compensación monetaria por parte de todos nosotros, pero sin cedernos ningún derecho.

    Repito: si uno tuviera un sistema opcional en que pagara extra a su ISP por el derecho de usar P2P para bajar contenidos protegidos (ya que, insisto, P2P tiene otros usos totalmente legítimos también), te aseguro que me verías escribiendo con mucho más cariño por la propuesta de la SCD (aunque el diablo estaría en los detalles de esa propuesta). Pero por supuesto, eso no es lo que están diciendo. Para nada. No están ni siquiera en la vecindad, ni en el horizonte, ni siquiera en la misma galaxia de una idea semejante.

    Aunque si tú, como socio de la SCD, tienes información distinta, te invito a que me demuestres lo equivocado que estoy, que – te lo digo en serio- te lo agradecería montones.

    Carlos — 1 de agosto de 2008 @ 12:59 am
  10. Hola Carlos,

    Precisamente porque es muy difícil derrotar la piratería, yo no concibo derrotarla. Me explico: al implementar un sistema estadístico de compensación, el compartir y descargar contenidos sujetos a propiedad intelectual no liberada dejaría de ser pirateo, sería legal. Por lo mismo, nadie intentaría -porque no tendría sentido- subvertir el sistema estadístico. No habría ninguna ganancia.

    No represento a la SCD, ni me siento particularmente representado por ella. De hecho cuando le hablé a un mandamás de la organización del tema hace años, fui simplemente ignorado. Ahora la organización y sus miembros al parecer se dan cuenta, con cierta desesperación, que el tema los tiene sobrepasados y no saben mucho qué hacer.

    El altamente probable que mi propuesta no sea comprendida ni por la SCD ni por los legisladores. Aún para mi es un desafío intentar escribir un documento coherente que la explique, dado que hay tantos detalles de la tecnología detrás -poco comprendidos por el usuario común- que se me difícil llevarlo a peras y manzanas. Pero lo intentaré.

    Si lees lo que he escrito aquí, donde Ruiz, donde Leal y en tratojustoparatodos.cl , seguramente como se que entiendes bastante de la parte técnica te harás una idea. De hecho, lo que me toca hacer ahora es precisamente eso, re-leer estas conversaciones y sacar en limpio el concepto, lo más depurado posible.

    Alex, @micronauta no cree eso. Pero cree que si alguien quiere usar su conexión a la ‘net para puro bajar música, tiene que puro haber una manera en que esa descarga, y el dinero que ese alguien paga a su proveedor, den lugar a una justa compoensación para quienes crearon esa música.

    ¿Ven? Ya estoy hablando en tercera persona, diantes! :p

    Ignacio Rodríguez / @micronauta — 1 de agosto de 2008 @ 3:54 am
  11. @micronauta: a ver. es que mi articulo, que tu discutes, no era sobre tu proposicion hipotética, era sobre lo que esta proponiendo la SCD, que es atacar al mensajero (las ISPs) sin (repito, porque ahora tienes una encuesta en tu blog) crear un sistema como el que regula la TV y Radio.

    Si quieres discutir propuestas que han dado vuelta hace varios año para compensar a los artistas y que si se basa en el sistema radial, te recomiendo (en caso que no lo hayas leído) el articulo (y la propuesta) de la EFF:

    http://www.eff.org/wp/better-way-forward-voluntary-collective-licensing-music-file-sharing

    Si lees con cuidado a filosofía y principios detras de estas propuestas te daras cuenta que no tienen nada que ver con lo que propone la SCD. Al mezclar tu propuesta en el mismo aliento, y más encima asumiendo sus argumentos como verdaderos, no haces mas que confundir a tus lectores.

    Saludos

    Carlos — 1 de agosto de 2008 @ 10:00 am
  12. Gracias! Excelente link. No lo había leído lo de la EFF sobre el tema. Sin duda ha de ser interesante.

    Yo no asumo todo lo que dice la SCD como verdadero, pero si algunos de sus argumentos me parecen válidos. No subestimemos a los lectores, que no es necesario leer entre líneas para darse cuenta de que -si bien no me cuadro con la SCD en todo lo que plantea, ni tampoco me opongo del todo a tu manera de ver la situación- es evidente que algo no está bien si dejamos que los proveedores de Internet hagan lucro con contenidos que no les pertenecen, sin compensar a los autores. Permitirles eso no les diferencia de los que venden software en la vereda. Si la propuesta de la SCD no soluciona el problema, tampoco parece hacerlo en mi opinión la nueva ley de propiedad intelectual.

    ¿Tu sostienes que enmarcar a los ISPs evita el conflicto real? A mi no me parece que haya conflicto con los usuarios, ni siquiera me parece que lo que hacen los usuarios sea del todo ilegal, porque ya pagan por las descargas que realizan, consecuentemente tienen la justificada sensación de que hacen un uso legítimo.

    Ignacio Rodríguez / @micronauta — 1 de agosto de 2008 @ 10:52 am
  13. Hay varias cosas que me llaman la atención:

    ¿Cómo se distribuiría esas ganancias entre todos los artistas? ¿Según su fama? ¿Según la cantidad de «descargas»? ¿Los ISPs tendrían que pagarle a la SCD una tarifa? ¿Qué haría el SCD para distrubuirlo? ¿Por qué el SCD y no otra asociación?

    @micronauta

    «[…]es evidente que algo no está bien si dejamos que los proveedores de Internet hagan lucro con contenidos que no les pertenecen, sin compensar a los autores. Permitirles eso no les diferencia de los que venden software en la vereda.»

    Creo que los «autores» son un poco egocéntricos al pensar que lo único que se hace con internet es descargar SU contenido. ¿Qué pasa si nunca descargo la música de X autor? ¿Debería recibir algún tipo de compensación por nada?. Además… hasta que punto está comprobado cuánto pierden por el «robo» a través de Internet?.

    PaBLoX — 1 de agosto de 2008 @ 10:37 pm
  14. Hola Pablox,

    Se distribuiría según las estadísticas que arroja el muestreo sobre sus descargas. La EFF propone también tomar en consideración estadísticas aportadas por sitios como Last.fm. En Chile podría ser la SCD o podría ser otra asociación de creadores. En ese sentido hay varias alternativas, incluso que lo haga el estado (16% opina eso en la encuesta que tengo al aire en este momento en canal.cl).

    Bueno, no veo la relevancia del egocentrismo de los autores. Sin embargo si hoy algún autor piensa eso, la estadísticas le desmentirán y bajarán su problema de ego rápidamente. La respuesta es que no, si ni tu ni nadie descarga la música de algún autor, no tendría por qué recibir compensación alguna.

    Existen estimaciones acerca de lo que las compañías pierden, pero me parece que enfocar cualquier iniciativa desde ese punto de vista resulta en un innecesario y torpe proteccionismo, que no haría más que frenar el desarrollo de la industria y sería insustentable en el largo plazo. Ese parece ser el caso en Francia, la alianza entre estado y proveedores protege a los grandes sellos y resulta en el desprivilegio de los que se quedan fuera, y en tarifas exhorbitantes para los usuarios.

    Yo pienso que en vez de ello hay que implementar una fórmula que abra oportunidades a nuevos creadores, legalice el actuar de proveedores y clientes y favorezca el movimiento de la industria. La EFF propone lo que denomina Voluntary Collective Licensing, licenciamiento colectivo voluntario, algo muy similar a cómo se opera hoy con la radio, mediante la creación de nuevas organizaciones que establezcan las licencias y recauden. Yo pienso que -en un país pequeño como el nuestro- tenemos la oportunidad de hacerlo mediante una organización que ya existe, pero necesitamos legislación que regule y transparente ese rol, y que a la vez no permita el pirateo masivo de parte de los proveedores de acceso.

    Yo se que hay quienes están aburridos de la SCD, de su campaña actual, su extraña democracia desigual y su condición monopólica de facto, pero no debemos dejar que -reactivamente- perdamos la oportunidad. Debemos pensar en el largo plazo. ¿Existe el potencial, el interés, la masa crítica, para que haya otra sociedad colectiva de autores y titulares de derechos de autor, y con las espaldas para invertir en la infraestructura de muestreo y tomar a los ISPs por las astas? Me parece que no. ¿Existe una organización que ya tiene casi todo dispuesto para ello? Me parece que si. Según la encuesta en canal.cl hay más gente que preferiría que fuera estatal, pero es una diferencia pequeña (en este momento 16% versus 13%).

    Ignacio Rodríguez / @micronauta — 2 de agosto de 2008 @ 2:53 am
  15. A miedo de interrumpir la «conversación».

    Es comprensible el miedo de la SCD, pero me recuerdo lo que mi abuelo me contaba de la discusión de como podrían convivir la televisión y el cine, (el cine v/s el teatro no, no era tan viejo ;-) , MTV versus radio, tv cable v/s canales nacionales o clubes de vídeo, cadenas de supermercados versus almacenes de barrios, etc etc etc. LA metáfora es simple, actualizarse o morir.

    Espero que un régimen policial de o a los ISP no sea ni remotamente posible (no tecnicamente, ya tenemos china para enseñarnos como hacerlo), tampoco que la idiotez maxima de lo que ocurre en españa sea otra alternativa…

    y bla bla bla ( argumentos contra la restricción de libertades) y un na-nay (o sana, sana, potito de rana!!! (sic) ) para los que se sientan afectados.

    Enrique — 2 de agosto de 2008 @ 3:11 am
  16. @micronauta:

    Ya nos estamos repitiendo un poco, pero solo te apunto que un sistema voluntario de compensación como el que propone la EFF esta bastante alejado de lo que propones tú, y más – mucho más – de lo que propone la SCD.

    La diferencia fundamental es que la EFF propone usar al ISP como un actor eficiente de recolección de la compensación, y no se parte – como afirmas tú y la SCD – de la suposición que las ISP tienen un negocio ilegítimo de lucro.

    Y como ya te he explicado, el conflicto más inmediato con los usuarios (además de la pérdida de la privacidad) es que simplemente ellos terminarán pagando los costos sí o sí, porque tu propuesta actúa como un impuesto. ¡Pregúntale a un economista, si no me crees!

    Carlos — 2 de agosto de 2008 @ 10:09 am
  17. Es innegable el hecho de que en la sociedad moderna, donde la tecnología y velocidad de las transacciones crean situaciones de anonimato, se generen riesgos y muchas veces los derechos de terceros se vean lesionados.

    Por otra parte, el argumento de que «hay usos legítimos además de descargar música» no es convincente desde una perspectiva económica, ya que ¿se puede cuantificar el beneficio que genera internet versus el perjuicio que genera esta misma? En otras palabras, ¿podemos afirmar que el beneficio que se genera cubre los costos?

    En estas pocas líneas dejo claro que desde una perspectiva económica el problema no tiene solución (sin perjuicio que los criterios economicos son necesarios para elaborar una respuesta) y creo que estamos ante un conflicto de derechos. El derecho a la intimidad, a la educación, la libertad de expresión de todos versus el derecho de propiedad (sobre la creación y el lucro cesante de los artistas) y el deber del estado de velar por la seguridad y el orden público (delitos informáticos y delitos que se cometen por medios informáticos).

    Creo que la solución esta por la vía de un impuesto (nada nueva, la leí en Cultura libre) a beneficio fiscal (aunque es redundante decir esto, ya que los impuestos no pueden ser a beneficio particular) que corrija esta exrternalidad negativa y se cree con estos dineros un fondo que fomente la cultura y a los creadores.

    Esta es una solución es la que a mi juicio la que cumple con todos los requisitos del test de proporcionalidad y compensa sin lesionar enormemente los derechos de todos (porque los artistas pierden, aunque no sabemos a ciencia cierta en que cantidad).

    Aunque leyendo los post de Carlos tal vez más que un impuesto, debiera ser una tasa, o sea, dar a quien la paga un derecho, aunque lo veo poco viable.

    PD: las empresas discográficas no tiene pito que tocar, para ellas esto es un costo o una competencia más a la que se tienen que adecuar.

    Luis — 2 de agosto de 2008 @ 11:57 pm
  18. Visto como ha funcionado el mismo sistema en España con la mafiaSgae, al final generará más problemas que soluciones. Se basa en algo tan pernicioso como que todos los internautas son delincuentes, y se hace que el ISP haga de vigilante. Y… ¿quién controla que hace con ese dinero la SCD, en este caso?

    Internet es una herramienta, que puede usarse o no para delinquier. Pero nadie pone un impuesto a los cuchillos, porque «pudieran ser usados» para asaltar por la calle a los ciudadanos.

    Saludos. :-)

    corsaria — 3 de agosto de 2008 @ 4:17 am
  19. Hola Carlos,

    Difiero respecto de que lo que propongo esté tan alejado. Paso a explicar, citando los principios del documento que tu mismo me referiste de la EFF:

    «First, artists and copyright holders deserve to be fairly compensated.»

    Si esto es el antecedente principal de la idea, es porque es el más importante y podemos inferir que actualmente no se produce esa justa compensación. La legislación es la consecuencia del anhelo de crear justicia. Es discutible -dada lo obsoleta que es la ley actual- si lo que hacen los proveedores es ilegal o no, pero me parece impresentable la idea de que lo que hacen es justo. Ergo, necesitamos hacer justicia. Pero continuemos:

    «Since 2003, EFF has championed an alternative approach that gets artists paid while making file sharing legal: voluntary collective licensing.»

    Si lo que se plantea es una iniciativa para hacer legal algo que actualmente ocurre, se infiere entonces que actualmente sería ilegal. El documento no dice en este punto quién está cometiendo la ilegalidad o injusticia. Yo en ese sentido soy quizás un poco más atrevido que la EFF.

    Naturalmente que (1) hablamos de países distintos, con legislaciones diferentes y (2) ha corrido agua bajo muchos puentes (incluyendo el de «Chile la alegría ya viene»). Por estos dos motivos, lo que propongo no tiene por qué ser igual. Sin embargo -y dado que aún no lees mi propuesta en su mejor redacción, porque aún no la he publicado- tendrás que creer mi palabra. Créeme: es más similar que distinta. Quizás hay innovación en el aporte de que la injusticia principal es la que está cometiendo el ISP, no los usuarios. Por lo tanto que la recolección de estadísticas las haga un tercero es una consecuencia natural, pero de segundo orden, no es fundamental a la idea.

    Hola Corsaria,

    No se ha visto cómo funciona el sistema en España, porque el sistema que voy a proponer aún no ha sido implementado en ninguna parte.

    Aprovecho la ocasión para contarte que lo que propongo (1) precisamente evita, sin censura ni vigilancia a cada usuario, que los internautas sean delincuentes y (2) no establece al ISP como vigilante, porque eso sería como dejar al gato cuidando a la carnicería. Al contrario, deja ese rol a un tercera y permite que la descarga por parte de los internautas pase a ser legal.

    Justamente por la duda que tu tienes -y que mucha otra gente tiene- sobre como la SCD opera, es que pienso además que debe haber legislación para regular a entidades como la SCD, tal como para Isapres, AFPs, bancos y tantas otras entidades privadas que gestionan dineros colectivos.

    La metáfora de la ‘net como herramienta es interesante. Nadie pone un impuesto a los cuchillos por lo que se pudiera hacer con ellos, pero si el día de mañana los cuchillos se usaran para tomar por asalto a cada artista cuando sale a la calle, habría que entrar a aplicar justicia. La metáfora es forzada, pero sólo un poco: si aludimos a la idea de que la Internet es como una carretera (en este caso privada), entonces son los mismos dueños de las carreteras los que están haciendo el asalto a los artistas. Consecuentemente, hay dos cosas que podemos hacer para evitar esta injusticia: (1) legislar para proteger a los artistas de dicho asalto, y (2) proponer un modelo que evite el asalto, equilibrando las condiciones para creadores, proveedores de acceso y usuarios.

    Espero terminar de redactar la propuesta para mostrarla en canal.cl en las primeras horas del lunes, y quiero aprovecha de decir que una gran medida, perfeccionar la idea que explicaré tiene como responsables a todos quienes han sostenido este interesante debate conmigo, el único mérito que tiene que ver conmigo es que el tema realmente me importa, y no es mérito mío si no casialidad que conozco -por decirlo de alguna manera- las múltiples caras de esta moneda, las múltiples patas de este gato (eso le va a gustar a @francotirador, je), etc.

    Abrazos.

    Ignacio Rodríguez / @micronauta — 3 de agosto de 2008 @ 5:48 am
  20. @luis: Gracias por el comentario. El problema de la compensación es real, y no pretendo desconocer la necesidad de crear un sistema que la provea. De hecho – y aunque tengo algunas dudas – encuentro la propuesta de la EFF (enlace más arriba) bastante razonable: un sistema voluntario de compensación que se pueda pagar a través de la cuenta de ISP. Por supuesto, eso debe venir mano a mano con una serie de derechos.

    Cuando digo que hay hay «usos legítimos además de descargar música” no quiero decir que eso justifique no tener un sistema de compensación, sino que va a que el enmarcar el servicio que ofrecen las ISPs como ilegítimo y que sirve solo para bajar música es bastante ridículo.

    @corsaria: no estoy muy seguro como funciona la SGAE, aunque algo de lo que me dices he escuchado, pero en Chile la SCD fija las tasas de compensación sin competir ni responderle a nadie (en otros países las tasas las fija el Congreso, por ejemplo), y con esta idea de que cada descarga equivale a una venta perdida, ya te imaginarás para donde iría la cosa. Desastre.

    @micronauta: estas deformando lo que dice la EFF. Jamás afirman que los que los culpables de la «injusticia» sean los ISPs. Y yo tampoco digo que lo que hagan sea «justo», simplemente que no tienen pito que tocar en este argumento (aunque si podrían jugar un papel en la solución, como ya te explique).

    Tu «innovación» no es tal, Ignace. No eres el primero en echarle la culpa de la piratería a los ISPs, y sospecho que no serás el último. Es bastante claro (aunque depende del país) que el bajar música es en cierto modo ilegal. En Chile, casi todo es ilegal, y todos somos ladrones, especialmente los que tenemos copias de nuestros CDs en nuestros computadores, iPods, les regalamos un cassette de compilaciones a nuestras novias, grabamos con una videocassettera, y un etc tan largo que te marearía. Es decir, la ley y la realidad simplemente simplemente no pegan.

    Puedes seguir repitiendo que son los ISPs los que cometen la injusticia todo lo que quieras, pero a menos que tu propuesta cambie mucho en su versión final, son los usuarios los que pagaran los costos (de nuevo, consulta a un economista).

    Al final, estás partiendo del punto equivocado. Los SCD y las disqueras se han negado a adaptarse a este nuevo mundo y ahora no hacen más que quejarse. Al menos las segundas finalmente abandonaron los DRM (todavía estamos esperando que se acabe el mundo como predijeron), pero las primeras todavía quieren pan y pedazo: toda la compensación por la tecnología del siglo XXI, pero manteniendo los derechos del (comienzo del) siglo XX.

    Suerte con la propuesta.

    Carlos — 3 de agosto de 2008 @ 10:33 am
  21. Hola, me parece interesante la discusión, pero tengo un comentario respecto a la propuesta de EFF.

    Debe existir algún incentivo para pagar la cuota que me dé los derechos a bajar archivos con propiedad intelectual desde internet. Es decir, si hoy todo le mundo baja música, y a nadie se le castiga por eso, no serán muchas personas las que paguen voluntariamente para hacerlo de forma legal. Si realmente se persiguiera a quienes bajan si tener el derecho, claramente una gran mayoría pagaría, pero eso no ocurre en la actualidad. En resumen, estoy de acuerdo con que cualquier pago debe ir acompañado de derechos, pero dicho pago solo debe ser voluntario en caso de que exista el incentivo real para hacerlo. En caso contrario, creo mejor que sea obligatorio.

    saludos

    ivonicolas — 3 de agosto de 2008 @ 9:07 pm
  22. Precisamente ahí es donde yo difiero de la EFF: «ISPs could bundle the fee into the price of their broadband services for customers who are interested in music downloading», yo profundizaría ese concepto a que el proveedor de acceso no lo ofrezca como un servicio de valor agregado -porque entonces tendría que limitar el acceso para redes p2p para los demás usuarios, con el consiguiente atentado contra la neutralidad de la red- si no que lo incorpore a su producto estándar, o sea que el acceso legal a las descargas sea parte del servicio. De hecho, hoy es así en la práctica, sólo falta que el proveedor de acceso compense a los autores.

    El ISP que compense a los autores y pague las licencias correspondientes, logrará dos cosas: (1) posicionarse comunicacionalmente como un verdadero actor 2.0 del mercado, participando del «yo te doy tu me das», y (2) evitará las millonarias demandas colectivas que las sociedades autorales -con o sin el apoyo de la industria discográfica tradicional- les podrá aplicar.

    Ahora bien, aquí está el punto más grave, la variable más crítica, lo más urgente: en Chile estamos a punto de promulgar una ley de propiedad intelectual reformada, que si bien al parecer mejora algunos resguardos, establece excepciones para los proveedores de acceso a Internet, que les permite seguir abusando como lo han estado haciendo hasta hoy.

    Carlos yo nunca he dicho (y no creo que nadie haya dicho) que la Internet «sirve solo para bajar música». Por lo mismo, he hablado todo el rato de que necesitamos un sistema estadístico, que determine con certeza qué % del ancho de banda corresponde a material sujeto a compensación, como base para que se pueda producir dicha compensación de manera justa. (y también para facilitar una justa repartición). No sólo no queremos que el proveedor de acceso abuse, tampoco queremos que las entidades de gestión de derechos abusen.

    Al decir innovación, no me refiero a la idea de echarle la culpa a alguien (creo que todos lo vienen haciendo hace rato, dependiendo de a quién le preguntas, te dirán que el otro tiene la culpa). Si quisieras decir que no estoy innovando en absoluto, el mejor argumento sería que la solución a grandes rasgos no es nueva, ya que se lleva aplicando con la radio y televisión durante décadas.

    Creo Carlos que tu y yo estamos de acuerdo en que la legislación está obsoleta, y que poco falta en Chile para que incluso oír el disco que compramos sea ilegal, ya que el reproductor de CD tiene un búfer de memoria, y en términos prácticos está copiando -ilegalmente, je- lo que estamos oyendo para que, si tropezamos con una piedra, la canción no se interrumpa. Ya que también estamos de acuerdo en que el rol de los proveedores de acceso no está siendo justo ¿Qué nos evita estar de acuerdo en que la manera de hacer justo todo el sistema, es que paguen derechos?

    Interesante lo que mencionas de la SGAE, porque estoy convencido de que cada descarga noequivale a una venta perdida, pues me parece que una proporción significativa de lo que se descarga se escucha una o pocas veces, mientras que lo que se escucha repetidamente -el equivalente a la «venta perdida» debe ser muy poco. Por lo tanto, la licencia que habría de pagar el proveedor de acceso sería muchísimo menor que lo que quizás hoy muchos temen.

    Precisamente dicha noción, la de que cada descarga es una venta perdida, es la ceguera que evita que organizaciones como la SGAE propongan modelos más aterrizados. Yo te prometo que lo de Francia no puede durar mucho tiempo, ponte tu. Necesitamos un modelo que vaya en la dirección contraria, donde cada descarga es una venta efectuada.

    Concuerdo totalmente con que acabó el tiempo de quejarse (de hecho escribí algo similar hace unas horas), y llegó el tiempo de proponer soluciones reales. Entonces, yo no puedo si no pedir de ti lo mismo, o sea en vez de quejarte y acusar a los autores de aplicar derecho de principios del siglo XX, trabajemos juntos en una propuesta justa para el siglo 21. Indicas que en es necesario que mi propuesta (que me encantaría llamar nuestra propuesta «cambie mucho». Bueno por favor se más concreto. ¿Cambié qué?

    No soy economista, y si el tecnicismo de que los derechos al ser un costo aumentarían el precio teórico es necesario para ti, te lo concedo. Mi hipótesis es que si llevamos eso al terreno de las magnitudes reales, descubriremos que el porcentaje es tan bajo, que la pura gestión de aumentar el precio a los ISPs les costaría más caro.

    ¿Qué me dirías si te cuento que en mis cálculos los derechos para un usuario típico de banda ancha le costarían al proveedor aproximadamente US$1 por mes? Naturalmente, es un número muy a vuelo de pájaro, pero lo calculé cargándome al pesimismo. Quizás podría ser menos. ¿Qué te parece?

    A mi me parece que los grandes sellos discográficos estallarán en cólera. Pero eso me da lo mismo. Puede que a algunos autores el número le parezca bajo; también me da lo mismo. He calculado y propongo lo que creo que es justo. La solución con más detalle en canal.cl.

    Quedo esperando la respuesta a las preguntas que te he planteado, en serio.

    Abrazos.

    Ignacio Rodríguez / @micronauta — 4 de agosto de 2008 @ 9:22 am
  23. @ivonicolas: Creo que haces una buena observación, pero no me preocupa demasiado. El incentivo es claro: el pago vendría con derechos asociados. Y ojo, que aquí no se trata de que la «piratería» desaparezca de la faz de la tierra, que es un objetivo completamente poco realista, y que de hecho daña a la industria y los artistas (¿has pensado lo beneficioso que es el poder compartir y mostrarle música a tus amigos, que después la compran?), el punto es que haya un balance entre los usos legítimos y la compensación a los artistas.

    @micronauta: Como el espacio acá es gratis, no hay problema con que sigas repitiendo el mismo argumento, y yo puedo copiar y pegar lo de más arriba: tu argumento de que ya pagamos por la compensación no tiene sustento económico (que es una forma linda de decirte que no tiene patas ni cabeza), y no estás «profundizando» el argumento de la EFF, lo estas cambiando totalmente (la pista te la debería dar el título: «Collective licensing good, ISP tax bad». tu propuesta = ISP Tax.

    Y sobre tu propuesta de que cuesta menos de US$1 al mes – supongo que es por usuario – no tengo idea de donde sacaste ese número, así que poco tengo que decir. Pero no te estoy pidiendo que seas economista: te estoy pidiendo que le preguntes a uno. Y si ya estás en el teléfono, dale otro telefonazo a la organización que te representa (la SCD) y pregúntales si están de acuerdo con tu plan, tus estimaciones de costo, etc.

    Y del resto no tengo mucho más que decirte, excepto pedirte que releas mi artículo y comentarios, porque si tu crees que «… también estamos de acuerdo en que el rol de los proveedores de acceso no está siendo justo», estamos mal. Si ni siquiera reconoces las cosas en que estamos en desacuerdo, mal podemos avanzar en la discusión.

    Saludos.

    Carlos — 5 de agosto de 2008 @ 11:27 am
  24. […] Moffat en su blog El Diablo en los Detalles, […]

  25. […] autorizar el negocio de las fotocopias masivas de libros. Ya algo he discutido la tontera que es atacar a las proveedores de Internet, que no es más que una forma de extraernos a todos un impuesto con beneficio privado. Pero el […]

Los contenidos de este blog están publicados bajo una licencia Creative Commons Atribución-Compartir-Igual. (c) 2005-2020 El Diablo en los Detalles | Usando WordPress y una versión modificada de Barecity.