miércoles 11 de octubre, 2006

El Regalito de Microsoft

vista.jpg

Microsoft Vista tiene requerimientos que obligará a muchos usuarios a comprarse un PC nuevo.

Y hace un par de meses, les contaba que se publicaron rumores de que Microsoft estaba considerando usar un «kill-switch» en Windows XP. Básicamente, la idea es que cada cierto tiempo, Windows se comunicará con Microsoft, y si la copia no es válida, Windows dejará de funcionar. Los rumores fueron eventualmente negados por Redmond. Pero la semana pasada, Microsoft revivió el Botón de Autodestrucción. Esta vez, si la licencia no es válida, el usuario se encontrará con un computador con «funcionalidad reducida».

En su búsqueda por evitar las copias ilegales, y de ayudar a los fabricantes de computadores a extraer unas monedas más de sus clientes, Microsoft le esta entregando un excelente regalo a los sistemas operativos alternativos. Aunque grandes empresas y gobiernos decidan desembolsar los millones que requerirá renovar equipos y comprar Vista, ¿que van a hacer el vecino al que hasta ahora ha obtenido Vista de un amigo? Cuando la gente que tiene las actualizaciones automáticas activadas, ¿cuál va a ser la reacción con la estupidísima «funcionalidad reducida»? ¿O será tan simple como derrotar el sistema de protección que usará Vista?

Hasta ahora, Microsoft ha estado dispuesto a mirar al otro lado cuando sus usuarios (no necesariamente clientes) usan copias ilegales. Al final, por mucho tiempo le convenía que el usuario que usaba Windows en la oficina llegará a la casa a usar Windows, aunque fuera ilegal. Pero esos tiempos, parece, están llegando a su fin.

Y son buenas noticias para Linux. Cuando llegé la hora de elegir entre comprar un computador nuevo, arriesgarse a transformar tu PC existente en un ladrillo, o aprender algo nuevo que es gratuito y libre, dependerá de los Pingúinistas el ofrecer una alternativa.

Esperemos que Redmond no cambie de opinión.

Actualización: Y ahora esto. Puedes cambiar de computador solo una vez.

~

Sin Comentarios »

Los contenidos de este blog están publicados bajo una licencia Creative Commons Atribución-Compartir-Igual. (c) 2005-2021 El Diablo en los Detalles | Usando WordPress y una versión modificada de Barecity.