lunes 10 de octubre, 2005

Arturito y la Seudo Ciencia…

Actualización: El Mercurio tiene un artículo sobre la charla que dio el inventor de Arturito en la UTFSM. Está acá. (Gracias a Jonathan).

Desde chiquitito que me gusto la ciencia. Y la ciencia ficción. Y por supuesto, la seudo-ciencia: no la astrología, ni el tarot, ni esas cosas, pero esa otra que es mucho más entretenida porque plantea una realidad falsa pidiendo prestado el lenguaje de la ciencia “profesional”.

El último ejemplo, que esta increíble, es “Arturito” el robot caza-tesoros. En La naturaleza del Software esta la cita más genial sobre este asunto:

“Por el contrario añade, es la integración no lineal de la unidad básica de la conformación de la vida como es conocida; por lo tanto, y en el concepto meramente funcional y explicativo, detallo que nuestra unidad es la integración de componentes electrónicos altamente sofisticados capaces de descifrar la ecuación de unanimidad dentro de la teoría del caos en el contexto de un integral elevado al exponencial radical, basado en la conformación de las especies, tal cual se conocen después de 20.000 años de evolución asistida”.

Este párrafo para el bronce (o para el oro, en este caso), fue, según el reportaje de El Mercurio, la explicación de Manuel Salinas, el inventor del aparatejo, sobre el funcionamiento de este.

Por un lado, ojalá que los diarios le den más bombo a este asunto para que Salinas nos expliqué lo que es “evolución asistida” y la “ecuación de unanimidad dentro de la teoría del caos” y como Arturito la descifra. Y el resto del parrafó también, porque… bueno. No tienen ni patas ni cabeza. Por otro lado, ojalá que se la verdad salga a la luz lo más rápido posible, porque he leído comentarios por ahí de gente que esta orgullosa de la capacidad inventiva nacional (que abunda, pero no anda buscando tesoros con un robot) y que mientras más dure la polémica, más fuerte va a ser la desilusión. Es transparente que el robot no hace lo que él dice (anti-plasma, radiación gamma, etc). Lo único que queda por saber es si el robot hace algo, o este asunto es una farsa completa.

Eduardo hace un análisis entretenido sobre la ciencia detrás de la palabrería, y Jonathan entrega su opinión también (si, los físicos están enojados).

~

7 Comentarios »

  1. Sorry Carlos, pero me quede con las ganas de leer el comentario de Johnthan, tienes mal los enlaces.

    Edo — 10 de octubre de 2005 @ 4:44 pm
  2. Oops. Arreglado. Sospecho que ya lo leíste :)\":)\"

    Carlos — 10 de octubre de 2005 @ 4:57 pm
  3. Error de Razonamiento

    Agradezco a Carlos y a mi tocayo Eduardo su mención en sus blogs con respecto a mi anterior post: El Fabuloso Robot Arturito. Acabo de leer brillante post “¿Y Si Arturito fuera una mentira?”, que les recomiendo leer antes de…

    La Naturaleza del Software — 10 de octubre de 2005 @ 5:40 pm
  4. La ecuación de unanimidad dentro de la teoría del caos no es otra cosa que una función de variable compleja que describe la posición del nodo de un grafo en movimiento browniano en un instante cualquiera.

    Determinar esto es precisamente lo que se llama imprevisibilidad de un sistema caótico (Malcolm, 1993), y equivale más o menos a estudiar la probabilidad de que un dardo lanzado a un mapamundi caiga en una ciudad previamente acordada.

    Jano — 11 de octubre de 2005 @ 7:33 pm
  5. Hola Jano,

    Jajajja. Por un momento, pensé que te lo habías tomado en serio. uff.

    Carlos

    Carlos — 11 de octubre de 2005 @ 8:49 pm
  6. La Charla sobre Arturito

    Manuel Salinas, ingeniero de la empresa Wagner Seguridad, explicará cómo funciona el robot el próximo miércoles 12 de octubre, a las 18 horas en el Salón de Honor de la Casa Central de la Universidad Santa María. fuente: USM Si…

    La Naturaleza del Software — 12 de octubre de 2005 @ 2:56 pm
  7. […] Primero fue Arturito, el robot mágico. Ahora resulta que no solo tenemos la tecnología para detectar ADN y tesoros ocultos con un reactor nuclear con ruedas, pero también podriamos tener la versión de Arturito… sin ruedas. De acuerdo a la revista Slate, la Oficina de Patentes estadounidense le concedió la patente por la invención de un vehículo de antigravedad a un tal Boris Volfson. Segun el texto de la patente: […]

Los contenidos de este blog están publicados bajo una licencia Creative Commons Atribución-Compartir-Igual. (c) 2005-2021 El Diablo en los Detalles | Usando WordPress y una versión modificada de Barecity.