miércoles 09 de junio, 2010

RSS Incompletos: ¿Seré yo, maestro?

Hace algunos años, me comenzó a pasar que el tiempo de pinchar en un enlace alcanzó un valor que no tenía antes. Y como consecuencia, el encontrarme con un blog que no publicara sus artículos completos despertaba una mini-evaluación: ¿vale la pena tener que visitar el sitio para leer el artículo?. La respuesta se ha vuelto «no» con más y más frecuencia, y apenas me quedan algunos indispensables en GReader que pasan la barrera del valor/molestia.

Hay, evidentemente, razones válidas para no incluir los artículos completos en la sindicación. La publicidad vía RSS aún es bastante deficiente, y la industria de la publicidad en línea está todavía obsesionada con los números de vistas por página. Pero incluso cuando no hay interés comercial, más de un autor prefiere usar su RSS para atraer lectores a su sitio, donde quizás cree que podrán disfrutar de otro contenido, admirar el fantástico diseño y sentirse impulsado a comentar. Y, por supuesto, aprovechar de mejorar las estadísticas del blog.

En el uso de la sindicación como anzuelo, parece que muchos autores razonan que si tienen 200 suscritos a su RSS, reemplazar artículos completos por un resumen y un «lea más» incrementará sus visitas a su sitio en 200. Pero esta noción me parece profundamente errada, y no considera el efecto de barrera que causa esta estrategia de publicación. No solo habrá extremistas como yo que no se suscribirán a dicho sitio, sino que muchos artículos quedarán sin leer porque su extracto no alcanza un estándar de interés – instantáneo y voluble – que uno puede esperar de un lector estos días. Cuando el objetivo es difundir contenido lo más posible, tener RSS incompletos tiene un costo serio, y los autores deberían considerar que, como dije, hay muchas razones válidas para tener RSS incompletos, pero ninguna de ellas conlleva un beneficio para el lector.

Por supuesto, mi evidencia para apoyar este argumento esta basada en mi propia experiencia, y me pregunto si hay alguna evidencia sólida que apunte a la pérdida – si la hay – de lectores en función de la estrategia de sindicación. En mi caso, ya saben el efecto. ¿Que dice el público?

~

7 Comentarios »

  1. Chapó. Yo hace mucho que hice lo mismo y apenas me quedarán un par de Feeds incompletos que siga leyendo: son esos imprescindibles que tú comentas, pero de ésos hay realmente pocos.

    Además, yo mismo hice en mi blog un alegato del feed completo… me parece necesario, en tiempo de abundancia de creadores, ganar visibilidad. Suscriban mi feed, recircúlenlo, republíquenlo, cítenme, enlácenme… lo que quieran menos borrarme y nunca más acordarse de que acá hay alguien que cuenta algo. Cortar los feeds es el camino más corto para que te borren :)

    ¡Qué bueno que estos días recuperaste el ritmo! Es otra ventaja de los feeds: cuando no se actualizan no ocupan lugar, así que hay que no se borran… así que lograr que la gente no lo borre es una labor importante :D

    Versvs — 9 de junio de 2010 @ 12:18 pm
  2. Subscribo totalmente con lo expuesto… en general que un sitio no tenga RSS ya es motivo para no visitarlo habitualmente, y si los tiene incompletos es un motivo para luego borrarlo del reader…

    Hay un par de sitios que tienen contenido incompleto y que mantengo, pero no es por imprescindibles, sino que por ser de articulos largos (reportajes) pero que con el título ya puedo saber si me interesa o no. Esos, simplemente, no leo el resumen es solo título y link.

    Jose Luis Benavente — 9 de junio de 2010 @ 3:13 pm
  3. Esto ya lo has expuesto antes y de hecho me hiciste replantear mi manera de publicar hace mucho tiempo. Es muy raro que publique un artículo con un «continuara…» (normalmente eso lo reservo cuando hay algo más técnico que cubrir, como código o algo). Pero en particular tuvo un efecto secundario agradable, me sirvió como respaldo!

    Si lo que interesa es lograr visitas, un buen contenido invitará naturalmente a comentar.

    Y que bueno es volver a leerte, espero que vuelvas a retomar el teclado.

    Saludos.

    Eduardo Diaz — 9 de junio de 2010 @ 5:30 pm
  4. En realidad, no hay nada nuevo que podría agregar a los comentarios… habitualmente no me gustan los artículos/post a medias y los que tengo son del tipo que leo el título y veo si me interesa o no (como decían un poco más arriba).

    Bueno volver a leerte :).

    PS.- ¿aunque dejaste twitter verdad?

    PaBLoX — 9 de junio de 2010 @ 9:59 pm
  5. Cuando quiero comentar visito el sitio. El resto es a travez de sindicaciones. Y en efecto, muy pocas veces presto atención a extractos en los rss.

    Saludos.

    Andrés — 11 de junio de 2010 @ 3:49 pm
  6. Gracias por los comentarios. @Eduardo, ¡es que la repetición con la edad es inevitable!

    @PaBLoX, de hecho, todavía ando dando vueltas por ahí en twitter, pero no muy frecuentemente.

    Carlos — 14 de junio de 2010 @ 11:02 am
  7. […] 1: Para algunos lectores de este blog no será sorpresa leer que no soy muy aficionado a los RSS incompletos. Hasta hace poco, la elección era entre dejar de leer el sitio en cuestión […]

Los contenidos de este blog están publicados bajo una licencia Creative Commons Atribución-Compartir-Igual. (c) 2005-2021 El Diablo en los Detalles | Usando WordPress y una versión modificada de Barecity.