miércoles 05 de diciembre, 2007

La línea de 70 dólares

A pesar de ser un usuario más o menos típico de Linux, tiendo a aplaudir cualquier esfuerzo que lleve a que la experiencia de «escritorio» incluya el mínimo número de visitas posibles a la consola. Pero de vez en cuando, algo pasa que me recuerda que el conocerla es, si no imprescindible, al menos de utilidad. Y a veces, como aprendí recientemente, incluso ahorra dinero.

Durante un viaje reciente, y mientras más lo necesitaba, mi siempre fiel iPod sufrió una muerte súbita. El congelamiento de la imagen de la pantalla lo solucione con un reseteo a la mala. Pero el carraspeo del disco duro al reiniciar me dijo que este no era un problema común, y no estaba equivocado. La imagen de la manzanita, usualmente un breve preludio antes de la aparición del menú, se convertiría en la única que me mostraría el iPod de ese momento en adelante.

genius.pngSiguiendo la sugerencia de una amiga , me deshice del ahora ladrillo blanco con audífonos para que ella lo pudiera llevar a una Apple Store en Londres (por donde andaba yo no había ni agua caliente). «Tienen a los ‘Apple Genius‘ en la tiendas», me dijo, «esos tipos que te puden responder cualquier pregunta sobre productos Apple, y además pueden diagnosticar cualquier problema». Que más le pueden hacer, pensé yo, y lo mandé a la tierra prometida.

El diagnostico fue lapidario: después de intentar toda su magia por 10 minutos (según mi amiga), el genio me mandó a decir que el disco duro estaba dañado, sin posible recuperación, y que mi única solución era cambiarlo.

Así las cosas, decidí buscar el repuesto y una guía para la cirugía. Ninguna de las dos fue problema, excepto por los US$70 que me iba a costar la gracia. Como no es digno usar eBay en persona, busqué el remate adecuado y le dejé la pega a AuctionSniper. Era cosa de tiempo antes de que tuviera en mis manos el nuevo disco duro.

Pero como faltaban un par de horas antes del término de la subasta en eBay, decidí atacar el problema una última vez, sobre todo porque no tenía mi fiel laptop con Linux y… que más da. Esta vez, en vez de intentar usar el iPod como tal, use el «disk mode» (apretando «play+select» justo después de resetear). Y aquí inicié la bendita consola. Linux, en sus esfuerzos de acceder al disco, me dio la información que esperaba: un montón de errores de disco, pero… curiosamente, los mismos sectores con fallas se repetían una y otra vez. Eso me dio esperanza, porque sugería un problema en parte del disco, y no una falla completa. A renglón seguido, me dije a mi mismo, ¿porque no recrear el archivo de sistemas? Después de todo, los iPods tienen dos particiones, una con el «sistema operativo» y el otro con la música, formateado, en este caso, como FAT32. Y así no más, sin anestesia, una línea en la consola, con el iPod «desmontado»:

mkfs.vfat /dev/sda2

Y después del ya tradicional reseteo, ahí estaba de vuelta, después de un breve instante de la manzanita, mi viejo iPod, sano y salvo, sin ruidos ni señal alguna de enfermedad.

Y he ahí como esa consola, tan maldecida, me ahorró US$70 que ya había dado por perdidos. Por ahora el disco duro vive (con los sectores malos inutilizados como corresponde), y aunque no sea más que por algunos meses más, me recordó que no solo de menús vive el hombre. Y eso que no soy ningún genio.

~

5 Comentarios »

  1. Jaja, buenísima!. La consola tiene muchos usos, es una lástima que hoy en día los usuarios comunes la vean como «una pesadilla». Es la mejor manera de tener control directo sobre el equipo, y dudo que se pueda realizar con una aplicación gráfica.

    PaBLoX — 5 de diciembre de 2007 @ 12:05 pm
  2. Encontre notable la historia… No es la primera vez que escucho que la (nunca bien ponderada) consola salvo el dia. Buen blog.

    hugue — 5 de diciembre de 2007 @ 11:06 pm
  3. Linux salvando el dia

    Alvarock — 6 de diciembre de 2007 @ 9:17 am
  4. Wena…. aunque para nada sorprendente, ya que mac ocupa unix como plataforma…..o no? bueno, eso es lo que me habían dicho….

    Saludos!!:D JCM

    Cheshire — 6 de diciembre de 2007 @ 2:59 pm
  5. Jejejejeje… esto de saber un poco de computación (no Windows… ¡computación, caramba!)

    La consola siempre salva, ya que por lo general estos errores no aparecen a través de la interfaz gráfica.

    Un punto más para TTY.

    PD: ¿cuándo lo veremos de nuevo en estas tierras? ;) Saludos desde Conce.

    hyoga — 10 de diciembre de 2007 @ 2:31 pm

Los contenidos de este blog están publicados bajo una licencia Creative Commons Atribución-Compartir-Igual. (c) 2005-2021 El Diablo en los Detalles | Usando WordPress y una versión modificada de Barecity.