domingo 11 de febrero, 2007

AtinaChile y las Comunidades en Línea (Parte II)

En la primera parte de esta serie, argumenté algo bastante obvio: que AtinaChile quiere ser movimiento social, no un sitio social. Pero una exploración de las actividades del movimiento indican que no lo han logrado, y que incluso sus fundadores lo entienden así.

atina.png

Las Reglas de Juego

No hay que escarbar mucho en el sitio de Atina para darse cuenta de que ésta es una operación muy bien controlada. En las reglas del sitio, los fundadores del sitio rayan la cancha. Bajo la bandera de las «nuevas conversaciones», el diálogo respetuoso y otros valores loables, se invita a los participantes a apoyar los documentos fundacionales del movimiento, que como veíamos antes, son una oda a la participación abierta en un nuevo Chile democrático.

La democracia, sin embargo, dura poco. Dentro de AtinaChile existe el llamado «grupo web», que no solo controla que se publica y que no en la página principal, sino que deciden que es aceptable tener en el sitio:

  • El Equipo Web de Atina Chile consiste en un grupo de personas que vela por la integridad del sitio y de sus participantes, y tiene la facultad de desactivar y/o mover posts y comentarios que no se adscriban a estas reglas.
  • Asimismo el Equipo Web se reserva el derecho de desactivar a aquellos usuarios que decididamente no están con la disposición de acatar estas normas.

Aunque es poco claro quién elije -no es claro que son elegidos tampoco- a estos AtinaPacos, esta claro que son inmensamente poderosos, pudiendo censurar y expulsar a cualquier miembro después de mandar tres emails de advertencia. A diferencia de comunidades «trabajadoras» como la Wikipedia, AtinaChile parece haber elegido la vía más segura del control del contenido desde arriba, en vez de dejar que los participantes mismos lo construyan.

Tiempo de Campañas (Y sin moverme de mi escritorio)

Si hay algo que gusta en AtinaChile, son las campañas. De todo color, forma y objetivo. Da lo mismo lo que sea, mientras tenga «campaña» en frente: campañas para telefonía movil de calidad, por la alimentación sana, para aprender italiano, para tener manos limpias en Chile, por un nuevo Valparaíso, y un larguísimo etc.

La inmensa mayoría de estás campañas son voladores de luces que empiezan, sospecho, en el cerebro de algun «atinador» entusiasta, arrastrado por la noble idea de generar cambios y la facilidad de escribir un artículo en el sitio. El agotador y largo trabajo posterior que llevaría al éxito a la gran mayoría de estas campañas es otro cuento. Muchas de ellas requerirían consistencia y enfoque, un esfuerzo que solo un movimiento con una concentración y una energía importante podría lograr (vease de nuevo la Wikipedia).

Pero la energía de AtinaChile (que no es poca) se gasta en vez en conversaciones. En aplausos a los organizadores, en darles consejos, en diseñar carteles. AtinaChile es una cacofonía de autocomplacencia, donde los participantes crean un nuevo lenguaje alrededor del verbo «atinar». Fuera del sitio, pocas cosas cambian como resultado del esfuerzo de los 38000 (!!!) miembros del sitio. Y eso es porque, simplemente, la inmensa mayoría de esos miembros simplemente no hacen nada.

En su esfuerzo de incluir y darle espacio a todos, AtinaChile se olvida distinguir entre el hablar y el hacer. Se quiere convertir, como le explico Jorge Dominguez a El País, en «el gran educador del país», pero ha creado una comunidad conversadora, no trabajadora, en que la misión queda en el papel. Y por lo tanto, tiene poco de movimiento social, y mucho de club social. Un club que, pese a sus presuntos valores demócraticos, ha atraído a figuras como un sobrino de Pinochet, que uso AtinaChile como tribuna para la creación de un partido (la APU, o Acción Pinochetista Unitaria), nacido para preservar la obra del ex-Dictador y asesino. Por suerte, es probable que la APU siga el camino de las otras campañas, y quede en nada.

El Factor Flores

Es difícil hablar de AtinaChile sin mencionar a su fundador, Fernando Flores. Esa denominación no le hace justicia, sin embargo. El senador no solo es fundador, sino inspiración permanente del «movimiento». Flores se ha autodenominado el pionero de una nueva sociedad tecnófila en Chile, basada en las nuevas conversaciones y una sociedad abierta, aunque el senador da un ejemplo muy pobre en su propio blog (propio en el sentido que lo financia, no que lo escribe), donde opiniones o puntos de vista brillan por su ausencia.

flores.png

Y la relación mesíanica entre Flores y AtinaChile es clarísima. Los pocos afortunados que están en su círculo inmediato tienen la suerte de poder seguirlo alrededor del mundo mientras pontifica sobre la forma de usar blogs y contruir empresas alrededor de su uso. Flores tiene en AtinaChile la máquina perfecta: gracias al número de participantes y sus infinitas campañas, AtinaChile se convierte en el estándarte de una nueva política, pero siempre estando bajo el control férreo de unos pocos.

Y si quedan dudas del rol mesíanico de Flores en AtinaChile, no hay más que revisar la última entrega de los Premios Atina 2006: el ganador del «Premio Fernando Flores», creado por el «Equipo Web» (que era candidato al mismo premio, ejem) fue… Fernando Flores.

¿Y ahora qué?

La historia de AtinaChile ha sido de mucho ruido y pocas nueces, pero una de la que sus fundadores parece han aprendido. Tal vez influenciado por el desprestigio de la contínua autoreferencia y la obvia (aunque no explícita) calidad de plataforma política de AtinaChile, el senador ha decidido refundar en un proyecto directamente político. Aunque AtinaChile le seguirá prestando el valioso servicio de poder decir «a mi me siguen muchos jóvenes», el senador está ya buscando nuevo territorio, y esperemos que en su nuevo intento los resultados sean más concretos.

AtinaChile, en cambio, seguirá siendo esa extraña comunidad cada vez más desconectada de sus intenciones, y más parecida al gallinero más grande de la red criolla.

~

19 Comentarios »

  1. Compadre… me quito el sombrero, me pongo de pie y le hago la ola. Este artículo es uno de los mejores reportajes que he visto sobre los susodichos… sino uno de los únicos que se han atrevido.

    Creo que has expresado con toda claridad algo que muchos ya nos suponíamos hace tiempo, que AtinaChile puede definirse con una sola palabra: instrumental. Un instrumento para crear mucho ruido y cascar pocas nueces, uno que (supuestamente) ayude a su fundador a consolidar una plataforma para candidatearse a la presidencia de Chile.

    Sin embargo Рy tal como has mencionado Рtodo lo que comienza en Atina muere en Atina. Honestamente no s̩ si eso es bueno o malo.

    Kudos para ti. Este artículo merece ser promovido.

    Francotirador — 11 de febrero de 2007 @ 5:31 pm
  2. Excelente post, tocayo!

    Me sacaste las palabras del teclado, porque tenemos la misma opinión de la comunidad de atinitos…

    Carlos — 11 de febrero de 2007 @ 9:29 pm
  3. Carlos, realmente has hecho un trabajo excepcional. Siempre he dicho que Fernando Flores es nefasto, y tu artículo lo demuestra. Muy buen reportaje, como te dijo Christian.

    Eduardo Diaz — 11 de febrero de 2007 @ 10:32 pm
  4. ¿Sabes? Hubo un punto muy interesante que faltó agregar a tu análisis.

    En 2005, cuando hablábamos sobre los famosos cursos de blogueo del senador a 700 lucas, nos topamos con que en AtinaChile hay dos tipos de miembros: unos, los que se registran gratis y sólo tienen derecho a voz en el sitio Web; pero también otros que cancelan altas cuotas mensuales (si no me falla la memoria, alrededor de 100 mil pesos) y tienen derecho a voto dentro del movimiento… sin contar otras regalías como entrar a redes de contactos para «emprendedores».

    El punto es que quise hallar nuevamente esa página donde aparecen los precios y – sorpresa – ahora hay que escribir a una casilla para que te digan «cómo participar»…

    Al parecer aprendieron a ser más discretos.

    Francotirador — 11 de febrero de 2007 @ 11:32 pm
  5. No hay caso de encontrarlo. Filo.

    Pero me topé con este texto que – al parecer – avala tus críticas:

    http://www.granvalparaiso.cl/columnistas/munoz/flores.htm#atina

    Francotirador — 11 de febrero de 2007 @ 11:49 pm
  6. Carlos: Excelente artículo, amigo mío. Refleja buena parte de nuestras conversaciones respecto de Atina Shicle.

    Lo más serio, creo yo, no es que los «atinados» (eh…) tengan «poco de movimiento social, y mucho de club social» (lo que, en sí, no tiene nada de malo… si no se declararan movimiento ciudadano). Lo más serio es que como «conversadores» son, en general, bastante pencas… y eso que Flores se hizo rico a punta de sistematizar el «lenguajear». El nivel de información, análisis y capacidad crítica de las columnas del sitio deja habitualmente mucho que desear (a mi de vez en cuando, me provoca escalofríos… si esos son los bueyes «progre» con los que hay que arar… estamos fritos). Y eso, sin ponerse a leer los comentarios que esas columnas generan en los entusiastas «atinados»… muy pero muy poca discusión, mucha loa al columnista sin aportar ni un gramo, y harta autocomplacencia con un movimiento que, más que desplazarse, rota en torno a su prio eje.

    Creo que una parte III (que, sin duda, escribirías con el rigor que caracteriza tus columnas) sobre la «sustancia» de las conversaciones «(des)atinadas» vendría de perilla ara terminar de botar la escenografía de cartón piedra.

    Matias — 12 de febrero de 2007 @ 10:38 am
  7. Christian: Esta excelente el «testimonio» en granvalparaiso.cl. Un claro ejemplo del problema de tener una «comunidad» controlada desde arriba. Sobre lo de usuarios pagados, tienes razón, pero no pude encontrar evidencia de eso, así que lo omití. Sería interesante saber si eso es cierto.

    Eduardo y Tocayo: chas gracias.

    Matías: La distinción de movimiento social vs. club social no es una de bueno vs. malo. Si AtinaChile se propusiera como club soical, me parecería excelente.

    No tenía planeado tener una parte III, pero supongo que si generamos suficiente conversa sobre el tema, valdrá la pena continuar.

    Carlos — 12 de febrero de 2007 @ 11:50 am
  8. haca ya unos meses, dejeé un comentario en el blog de jorgedominguez.cl para que conociera rsschile.com (ahora http://www.orbitando.com). Orbitando destaca contenido de forma democrática, tipo digg.com, sin ningun tipo de edición ni linea editorial.

    Me escribió alabando el sitio, pero que por favor retirara un articulo de la primera página que opinaba contrariamente atina chile… plop…

    vaya concepto de democriacia….

    carlos orrego — 13 de febrero de 2007 @ 5:52 pm
  9. Fuí mas riguroso y revise el mensaje que me envió, no me pide eliminar un artículo, pero si me comenta de que lo unico malo son las «infundias» sobre atina chile que aparecen en el sitio.

    Me parece una actitud super negativa ante una oportunidad de tomar la crítica de forma positiva y constructiva, en fin… me parecio poco tolerante el asunto.

    carlos orrego — 13 de febrero de 2007 @ 5:57 pm
  10. Carlos,

    Gracias por el comentario (y la correción). Como bien dices, es una extraña concepción de la tolerancia.

    Saludos.

    Carlos — 13 de febrero de 2007 @ 6:03 pm
  11. Hola a todos, No se como llegue aquí pero ya sera un de mis sitios a visitar.

    Al margen de lo que los amigos de Atina hacen y/o no Hacen, la pregunta es : Porque no se ha creado algo alternativo ? el cual permita reunir algunas de las ideas vertidas aquí, y definitivamente hacerlo social (del punto de vista socialista) y democrático para Chile.

    Lamentablemente me encuentro fuera de mi país, pero ahí estaré si en algo puedo aportar.

    Saludos y un gran abrazo.

    Flavio Amsterdam

    Flavio — 14 de febrero de 2007 @ 7:40 am
  12. Qué buen artículo. Esta falta de participación real es la misma que he visto en otros grupos de discusión en internet. De hecho, en otros casos ha llegado a marcar la casi extinsión del grupo, como fue el caso del grupo de Acción por los Cisnes en Valdivia. Yo creo que hay varios esfuerzos honestos por construir nuevas expresiones de participación política via internet en estos días en Chile. Lo peor que podrían hacer el perfilarse como «alternativa a Atina Chile» o «contra Atina Chile». Que sigan en sus propias sendas perfilándose con pega propia. Por lo demás, ya está dicho, los Atina Chile tienen un serio problema para implementar sus propuestas de campaña. Que este artículo quede como apunte de «lo que no se debe hacer». salu2 ed _m/

    eduardo — 16 de febrero de 2007 @ 9:55 am
  13. Carlos: Tus críticas infundadas a Atina Chile sólo demuestran tu intolerancia y el chaqueteo propio del chileno; además, eso del diablo en el título de tu blog debe tener relación con el ocultismo o esas cosas, por lo que me parece que tus intenciones deben ser, a lo menos, siniestras.

    De inmediato iré a los fotos de Atina a promocionar una campaña a favor de los blogs con títulos no diabólicos, como el tuyo. Espero que el señor te acompañe y te ilumine, para que logres ver los avances que Atina a logrado en Chile, entre ellos la reaparición de la Geisha y el éxito de Eragon.

    Muy buen artículo, Carlos. Sobre las comunidades virtuales, como bien dice nuestro articulista, o son instrumentales a un fin más grande o son un fin en si mismo. Toda comunidad destinada a salvar el mundo está condenada al fracaso, excepto si se ponen de acuerdo en un tema por el cual hacer un cambio.

    Claudex — 16 de febrero de 2007 @ 12:06 pm
  14. Como diria el buen Pedro Carcuro: «Â¡Me pongo de pie, ah!» ante un buen trabajo. En fin, aunque haya trabajado de modo externo con ellos, sinceramente me considero una especie de desertor o disidente virtual que ve que este sitio busca el oportunismo, lo han demostrado con las protestas estudiantiles copiando de modo descarado el listado de sitios pro-pinguinos que publico EMOL siendo que ellos ironicamente estan a favor de las Creative Commons y en contra del copy-paste blogger, ahora se han lanzado en contra del Transantiago sacando opiniones de terceros, creando supuestas campañas de conciencia para traer el proyecto de Negroponte por la via independiente cuando son los gobiernos quienes dan el visto bueno o no, en fin, son una maquinaria de oportunismo que no para. En 2005 cuando la blogosfera chilena nacia todos creain que la via de crear conciencia sobre el nuevo medio del blog era Atina, hasta proncipios de 2006 donde ya salieron los primeros disidentes virtuales y ahora son varios (por ejemplo Francotirador, Huasonic, JI Stark, Que Pitia, Diego y Emilio Sepulveda quienes son sus criticos mas acidos, certeros y los que les producen dolores de cabeza de vez en cuando) pero mas que eso, y lo puedo confirmar, AtinaChile es una plataforma para un futuro lanzamiento a la politica en la cual buscan militarizar la politica, la tecnologia y la internet chilena. Te felicito porque esta es una muestra de que la «disidencia techie criolla» crece con fuerza y esta demostrando que Flores no es la via de la alternativa, sino que los independientes estan diciendo las cosas como son aunque les de dolores de cabeza o se hagan los huevones. Como dicen en otros blogs, en Atina «existe mierda con olor a Flores» y aunque los medios tradicionales lo tiren como el guru de los tecnocratas o el experto que solto el hocico por la Ideologia de la Corrupcion que debe saber y manejar en Atina aparte de enseñarles al circulo cerrado que paga por estar ahi, lo unico que hacen en simples palabras es crear oportunismo con la contingencia esperando que alguien los pesque.

    Alberto — 16 de febrero de 2007 @ 3:07 pm
  15. flavio: Se han creado comunidades más pequeñas, más específicas, que trabajan duro en cumplir sus objetivos. Trataré de escribir sobre ellas pronto.

    Eduardo: Muy de acuerdo.

    Claudex: jajaja. me pillaste.

    Alberto: Me pregunto cuanto durará la imagen de Flores como gurú. Saludos.

    Carlos — 18 de febrero de 2007 @ 10:22 pm
  16. […] AtinaChile y las Comunidades en Línea (Parte II) […]

  17. […] de estas líneas recomendamos la lectura de El Diablo en los Detalles, donde encontrarán un excelente artículo de periodismo electrónico en el que se pone algo de luz sobre los rincones de Atina Chile. Puede ser de utilidad para otros […]

  18. interezante sus comentarios soy una bloogista de chile atina esta comunidad digital organizada en su diversidad a causas sociales pero que a veces tenemos inconvenientes en la caida de paginas que luego se solucionan por otro lado el equipo es una pista a investigar de sus pasos eh sòlo del mapa donde nos encontramos en lìnea encontramos las pistas hay gran variedad de atinadores un mapa digital social concentrado en toda su diversidad y enfocados en la mira de nuestros lectores saludos lucia

    nombre lucia del carmen duran nogueira — 17 de enero de 2008 @ 10:42 am
  19. por mi parte,creo que al menos se puede opinar libremente en «atina»,por lo tanto la contra manifestacion es posible,como tambien,resolber si es pluralista,por lo tanto deberiamos «atinar».Con respecto a la tematica planteada por «atina»,es en realidad,»absolutamente desatinada» por su descaro directamente politico,aburrido y de algunas opiniones de dudosa procedencia,que mas parecen venidas de algunos aliados,al igual que el premio entregado al postulante «florez»—-lo voy a intentar. ESPERO QUE ESTE ESPACIO SEA DE CONTINUIDAD Y LIBRE OPINION,ESPERO MAS PUNTOS DE ENCUENTRO Y LOGICAMENTE DESENCUENTROS…….

    pato uribe — 1 de mayo de 2009 @ 1:05 am

Los contenidos de este blog están publicados bajo una licencia Creative Commons Atribución-Compartir-Igual. (c) 2005-2021 El Diablo en los Detalles | Usando WordPress y una versión modificada de Barecity.