miércoles 17 de enero, 2007

Paréntesis sobre el Transantiago

Una de las cosas que (sin vivir en Santiago) me llaman profundamente la atención sobre las críticas al Transantiago, es que el tono de los críticos parecen obviar un hecho que a mi, al menos, me parece evidente: El transporte de buses en Santiago es un desastre. Lo ha sido por años. Es lento por la cantidad de micros en la calle, es peligroso, los buses son conducidos por gente cuyo sueldo depende de cuantos pasajes vendan, los recorridos son horriblemente ineficientes, y un larguísimo etcetera.

¿A quien diablos se le puede ocurrir que eliminar el sistema actual y reemplazarlo por un sistema moderno es una mala idea?¿Que ciudad capital de un país moderno puede progresar sin un servicio de transporte público decente? Y recordemos que el sistema de transporte «público» en Santiago no tiene nada de público.

Los que le han caído a piñas al transantiago deberían proponer como mejorarlo, en vez de la misma cantinela inconmensurablemente estúpida de «no va a funcionar». ¿Algunos de esos giles se ha bajado de su auto e intentado usar el transporte «público»?

~

13 Comentarios »

  1. La verdad es que muy pocos sistemas de transporte público en América Latina son buenos. Incluso algunos muy bien pensados, como el de Curitiba, están sobrepasados a ciertas horas del día. Ni qué decir de la ciudad donde vivo, Buenos Aires, donde el sistema de trenes suburbanos funciona de manera cada vez más desastrosa. Uno de los problemas serios es que hay poca integración entre los diferentes actores del sistema de transporte, y si el Transantiago logra coordinar ese sistema, habrá dado un gran paso adelante.

    Jorge — 17 de enero de 2007 @ 2:00 pm
  2. Hola Carlos.

    No tengo auto, viajo hace 5 años entre metro y micro, por ende el transantiago es algo que afecta directamente la forma en como yo me muevo por santiago. Obviamente que el transporte público necesitaba un cambio, pero lo que yo crítico es que «como siempre pasa en chile» la solución es calcada de un modelo extranjero. Pasó con los paraderos diferidos y pasó con los cobradores automáticos, la gente no se acostumbra a los cambios impuestos por ende estas soluciones no están adaptadas al chileno flojo, al que esta acostumbrado a que la micro pare donde el quiere. Todo va en la educación, esa es la clave, pero en la práctica el transantiago como es actualmente no va a servir, ya que esta lleno de vicios. Por ejemplo, ahora vengo llegando a la oficina, me vine en una micro del transantiago, y podía ver como la gente hacía parar la micro en todos lados y esta no le paraba (eso esta bien) pero en un semaforo alguien se quiso bajar el chofer no supo que hacer y le abrio la puerta en segunda fila para que se bajara. A todo esto, con los 31 grados que hacen, el chofer andaba con las puertas abiertas para que entrara «el fresco».

    A eso me refiero, además la campaña del transantiago es horrible. Con que animo vamos a esperar el transantiago si el metro esta lleno de anuncios que dicen «Preparate, porque el transantiago trae el doble de pasajeros al metro», o sea si ahora con suerte me subo, ya me imagino como va a ser el proximo mes.

    Eso :P

    Huasonic — 17 de enero de 2007 @ 2:03 pm
  3. Hola Jorge,

    De acuerdo. Pero ojo que sistemas de transporte público en todo el mundo, y no solo en Latinoamérica, son complejos, y pueden ser superados. No hay mas que ver el metro de Nueva York, o las legendarias imágenes de gente siendo empujada dentro de los carros del metro en Japón.

    ¿El metro en Chile? Uno de los mejores que he usado en el mundo (y he tenido la suerte de usar muchos – aunque no he visitado Bs. Aires, lamentablemente). 10 patadas en la raja a Nueva York y Boston, y tan buenos o mejor que el de Londres. Y ahora estan tratando de integrarlo, como tu dices, con los buses. Todo paso en esa dirección es excelente.

    Huaso,

    ¿Y desde cuando que es malo copiar cosas, si funcionan?¿No copiamos muchas otras cosas que funcionan (como hace todo el resto del mundo, por lo demas)? El hacer uso de la experiencia de otros paises es lo mas inteligente que podamos hacer.

    Y claro, tiene que haber un cambio cultural, que como bien dices tu, pasa por la educación y el cambio de hábitos que se han tenido por décadas. Pero para ser honesto, cuando la gente le tira mierda al mero esfuerzo de cambiar y dice «no va a funcionar, esta lleno de vicios», entonces mejor nos rendimos, y no hacemos nada, ¿cierto? si la gente es tan estúpida que no puede aprender a subirse y bajarse en un paradero, no tenemos mucho futuro, ¿cierto?

    Sobre lo del doble de pasajeros al metro, que tal si se duplican el numero de trenes? tal vez eso soluciona el problema…

    En fin, lo que me sigue reventando ese la posición de que como es Chile, somos inoperantes, ignorantes, y sin remedio. De otra manera, terminamos lleva sin excepción a obviar que problemas como el transporte público no pueden ser solucionados de un día para otro.

    ¿Que tal si la próxima vez que el tipo ande con las puertas abiertas, le dices algo al chofer, o haces una denuncia?

    Saludos.

    Carlos — 17 de enero de 2007 @ 2:23 pm
  4. Si había alguien «hincha número uno» del Transantiago era yo, pero después de ver un contraestudio de la Universidad de Chile (el del Transdesastre lo hizo la UC) me comencé a dar cuenta de que esto olía mal.

    Ese estudio decía que el 80% de las personas que usan el sistema actual hacen un solo viaje en los recorridos ya existentes. Es decir, en vez de desordenar toda la madeja, debieran haber apoyado aquellos trayectos que sí debían ser complementados.

    Antes yo pensaba que los recorridos dentro de cada comuna serían convenientes, pero ¿más micros por la misma cantidad de calles que tenemos ahora? ¿Y más encima tendremos que gastar más?

    Luego, me pasó de que yo soy hincha número uno del Metro de Santiago, pero ahora ¿cómo van a llevar al doble de pasajeros si ya somos sardinas enlatadas? Por más que compren más trenes, por definición el Metro debe tener una frecuencia que no puede superar ciertos parámetros que ya están al borde del colapso.

    En definitiva yo, que voté por Lagos (qué atroz que eso ahora me de vergüenza), me doy cuenta, no sin pesar, de que esto lo apuraron para quedar bien y no fue planeado con precisión ni tiempo suficiente.

    Además, se copió un modelo de transporte que fracasó… plop.

    Entonces, si yo, que antes creía en el proyecto, lo critico, no es gratuito.

    Y como si eso fuera poco, tampoco quiero usar el auto porque con la nueva tarifa del tag me voy a quedar en la ruina misma (yo viajo desde el centro a Vitacura), pero también están desincentivando el uso del transporte público con toda esta maraña.

    Así como vamos, tendremos que andar en bicicleta (yo feliz si no trabajara tan lejos, lo hice cuando iba a la universidad).

    ¡Saludos!

    María Pastora Sandoval — 19 de enero de 2007 @ 8:23 am
  5. Me olvidé de mencionar que la tajeta Bip! es otro tema del Transdesastre: http://diario.elmercurio.com/2007/01/19/portada/portada/noticias/56A1F482-4B86-4E39-9225-34B94019B936.htm

    María Pastora Sandoval — 19 de enero de 2007 @ 11:00 am
  6. Hola María Pastora,

    Tanto tiempo! Bienvenida…

    A ver, déjame separar aguas: No estoy aquí para defender a Transantiago como una panacea, ni que podamos esperar que de un día para otro el problema se solucionará.

    Mi argumento no es que no debamos criticar ni que debamos aplaudir el plan en su totalidad. Pero si, creo, uno puede estar de acuerdo en que (1) el sistema como existía era un desastre completo, (2) que mucha gente estaba acostumbrada a él y (3) que Chile es un país con recursos limitados y (4) que hay muchos intereses económicos que verían con felicidad si el sistema fracasa (como lo hicieron ya con el fracaso de los cobradores automáticos hace unos años).

    Algunas de las críticas que haces tú y el Huaso caben en (2), o sea, que como la gente esta acostumbrada a A no vale la pena tratar B. Y es válido, pero si realmente queremos cambiar las cosas, tenemos que cambiar también la cultura.

    Sobre tus otras críticas, son cosas más bien técnicas, cosas que se pueden cambiar a medida que el sistema vaya evolucionando. Teniendo en cuenta la magnitud del proyecto, el que solo 1500 de 5100 micros tengan el lector de las tarjetas es un problema que se solucionara con el tiempo. No es un problema estructural con el programa.

    O sea, creo que hay que reconocer que reformar el transporte en Santiago es un problema INMENSO, complicado, y va a tomar tiempo. Simplemente no podemos creer que hay una fórmula mágica. Lo que si puede haber, es progreso.

    Saludos.

    Carlos — 19 de enero de 2007 @ 12:40 pm
  7. […] Esta semana me he acordado de algunas cosas que señaló alguna vez Carlos desde la distancia respecto del famoso Transantiago (Para los lectores extranjeros, Transantiago se denomina el nuevo sistema de transporte público que tendrá Santiago). Y concuerdo profundamente en la molestia respecto de las críticas que se la han hecho en los medios de comunicación. Seamos francos, el sistema de transporte de pasajeros de Santiago es francamente horroroso. Y un cambio radical, como el que plantea Transantiago, es obvio que tendrá inconvenientes los que en ningún caso debieran cegar el objetivo final que es tener un sistema de transporte decente. […]

  8. […] Muy pocos han caído en cuenta de que remplazar un viejo sistema completamente colapsado, pero al que estamos acostumbrados y nos movemos como pez en el agua, es una tarea mas que difícil y poco transparente para el usuario final. El cambio es muy grande, es una reestructuración completa del sistema. Por lo mismo, es imposible que no existan equivocaciones. No podemos pedir la perfección, debemos ayudar a que se logre la perfección. […]

  9. […] Muy pocos han caído en cuenta de que remplazar un viejo sistema completamente colapsado, pero al que estamos acostumbrados y nos movemos como pez en el agua, es una tarea mas que difícil y poco transparente para el usuario final. El cambio es muy grande, es una reestructuración completa del sistema. Por lo mismo, es imposible que no existan equivocaciones. No podemos pedir la perfección, debemos ayudar a que se logre la perfección. […]

  10. nunca en mi vida he dirijido una critica a alguien por internet pero deverda me molesta que alguien claramente tan desinformado en la practica de algo ,( no nesecito ser unn intelectual para desir esto) se atreva yamar giles a los humildes usuarios del transantiago , tran santiago hasta ahora no es un medio de transporte moderno, no es un cambio ni un avanse con productivas ofertas , ha que desmebtir el echo de que estan perdiendo dinero por que los santiaginos nos subamos por las salidas, y que las rutas son mas efectivas que otras , y eso yo lo se por que soy un ciudadano de huechuraba. estudio turismo aventura y dedico mis dias en obtener los mejores resultados para ser un humilde guia que algun dia le tocara ablar de atractivos turisticos y la cultura local a giles como el señor carlos , pero como se puede lograr resultados si uno entra a las 2 de la tarde y tiene solo una micro para poder resien yegar al metro donde tambien existe solo una micro que te yeva a una tercera micro la cual es la mas llena de las condes. en la primera te puedes demorar de 20 a una hora no esperando a que pase sino que a que te pare , y el poximo paradero queda a 50 min,y que este paradero al que te demoras 50 minutos a pie es solo para yegar al metro a tomarte la segunda micro , (he tenido que rendir pruebas de 50% a las 2 de la tarde y e salido a las 11:30 y he llegado tarde ) ,la cual esperas alrrededor de 10 minutos para yegar a la escuela creada por O´higgins y esperar unos 20 minutos y no mas por que abro las puertas traseras a mano, y enfrentandome al punga micrero y a lo ma flaite paco para yegar a mi instituto al cual pago 2 palo al año, pero esto es solo en la mañana (donde me tengo que deswpertar toodos los dias a las 6:30 de la mañana antes de pegarme esos ralis para estudiar y mantener la materia siempre en mi cabeza), en la tarde, y ahora biene la parte que mas me gusta la locomocion para yegar al tercer paradero de buelta a mi casa tiene una fila de 2 cuadras constantes , hay viejitas que han estado esperando micro a las 6:30 y an estado a la mitad de su recorrido para ir a quilicura a las 9 , yo encambio me quedo enserrado en la biblioteca de mi institito hasta esa hora ,pero sin los mismos materiales que en mi casa. en ersumen esto es una muestra de que tran santiago lo unico que iso cambiar los recorridos , y donde caresian en una zona hoy caresen en otras , sean de escasos o altos recursos.

    jorge — 26 de mayo de 2007 @ 2:45 pm
  11. Jorge,

    Siempre hay una primera vez, aunque me toque a mi el recibir tu primera crítica. Es totalmente entendible tu frustración, pero parece que no entendiste el artículo: jamás traté de giles a los usuarios del Transantiago (con los millones que son, sería una patota gigante la que me echaría encima, incluyendo a demasiada gente que conozco), humildes o no. De hecho, es a los que NO usaban el transporte público a los que llame «giles». ¿Se entiende ahora?

    Fijate la fecha del artículo: el 17 de Enero. Es obvio que cuatro meses despues hemos visto que el sistema esta funcionando muy mal, así que hay que arreglarlo.

    Buena suerte con la carrera. Es mala política insultar a los potenciales clientes, eso sí.

    Saludos.

    Carlos — 26 de mayo de 2007 @ 4:17 pm
  12. El transporte antiguo de stgo. era un desastre, por el riesgo de accidentes, asaltos y un sin fin de cosas, si bien el sistema nuevo también es calificado desde el primer día de la puesta en marcha como un desastre, hay que darle oportunidades, hay que tener paciencia…en febrero del 2008 ya será un año y es mucho es aceptable pero deberíamos comenzar por aportar nosotros mismos, los usuarios. Aportando me refiero a no insultar a los conductores que son en este caso una «victima» más, y segundo pagando el pasaje, porque no encuentro una respuesta válida decir como lo escuché de una señora en la Tv : » no pago porque no me gusta el transporte po, asi que mientras no este «weno» no voy a pagar». Creo que deberíamos partir por mostrar nuestra cultura. Obviamente mientras las autoridades solucionan lo otro.

    Saludos, una usuaria tambien aburrida pero que contribuye, o por lo menos, trata.

    Valeria — 20 de noviembre de 2007 @ 11:00 pm
  13. Me parece muy interesante este sistema de transporte, por que el anterior daba pena, y gracias al actual todos podemos viajar juntos y felices. Estoy realmente frustrada y disgustada por quitarme el transantiago. Gracias por entenderme. Muchos saludos de vuestra prima Maria que os quiere un montón. Espero conoceros algún dia. Besitos

    Maria — 16 de mayo de 2008 @ 10:59 am

Los contenidos de este blog están publicados bajo una licencia Creative Commons Atribución-Compartir-Igual. (c) 2005-2021 El Diablo en los Detalles | Usando WordPress y una versión modificada de Barecity.