domingo 02 de julio, 2006

Un saludo a la República

No solo de tecnología vive el hombre. Ni de derechos de autor, software libre y código abierto. Ni esa y otras cosas de las que discuto acá. La verdad, soy un animal político, y más de alguna vez me he visto tentado (pocas veces he caído) a escribir algo sobre alguna contingencia que esta sucediendo en Chile o en Estados Unidos. Material no falta, con esto de la nueva Presidenta, la Marcha de los Pingüinos, el Binominal y tal o cual otra cosa. Pero este blog ya es una chacra casi completa, así que me he mordido la lengua…

Por eso me alegre cuando un amigo de antaño me contó de un nuevo proyecto. Un espacio para reflexionar sobre lo público y lo político en Chile. Todo desde afuera de los partidos, y con ganas de ser realmente un espacio ciudadano. Porque realmente creo que necesitamos pensar y hacer sobre como se viene Chile, y hay que hacerlo con una perspectiva independiente.

Así que acá va la invitación a todos (los pocos) lectores de este blog. Si te interesa la política y lo público, échale una mirada al blog de la República. Si conoces algún proyecto parecido (o no tanto, pero en el mismo ámbito), cuéntanos. Y sobre todo, comenten, objeten, tiren ideas. Que para eso estamos.

~

3 Comentarios »

  1. Carlos: gracias por el guiño. Desde hace años conocemos tu lado político, y estamos felices de tenerte como nuestro Webmaster del Infierno y como comentarista de cada burrada que se nos ocurre publicar. Solo falta un buen artículo sobre libertad de expresión, política y digitalia.

    Un abrazo,

    El flaco delarepulica

    Matías Cociña — 3 de julio de 2006 @ 10:36 pm
  2. Le daremos un vistazo… Saludos.

    Andrés — 5 de julio de 2006 @ 12:45 pm
  3. Hola Andrés,

    A ver si me cuentas que te parece.

    Saludos!

    Carlos — 5 de julio de 2006 @ 2:16 pm

Los contenidos de este blog están publicados bajo una licencia Creative Commons Atribución-Compartir-Igual. (c) 2005-2021 El Diablo en los Detalles | Usando WordPress y una versión modificada de Barecity.