miércoles 24 de agosto, 2005

Cansado? Quién? Yo?

Otro día mas quedandome bien pasada la Medianoche. Con esto de la campaña, estas semanas han sido intensas. Y cada vez que la energía ha andado un poco baja, o veo que alguien nos ha malentendido, o me entero que mi cansancio es nada comparado con otros que se están sacando la cresta, o veo que al numerito aquél que se ve acá a la derecha le falta su resto todavía… ufff… pesa un poco el cuerpo.

Pero cada vez que estoy en esa, llegá un email o se abre una ventana de IM de uno de los colaboradores de la campaña, y ahí salta una idea, algo que a nadie se le había ocurrido antes (una muestra esta en esta cinta que cruza la esquina de esta misma página, gracias Juque), y ahí empezamos a elaborar y a construir de la mejor forma que podemos. Y la cosa va bien, aunque no puedo arruinar las sorpresas que vienen. Hay interés, hay movimiento que no solo es de nosotros, hay varios frentes. Son las más de 10000 firmas, y son también los voluntarios (o sea todos los que trabajamos en la campaña), las empresas interesadas en participar y ofrecer un precio justo.

Y en caso de que nos faltara motivación, nos llegan noticias de aquellos que llegaron a sus casas con su computador nuevo y la promesa de conectarse al resto del mundo, para encontrarse con que Internet de hecho no llega a “ciertos” barrios. Que a cierta gente se les negó la posibilidad de comprar los famosos PCs porque no calificaron para el cupo necesario en su tarjeta. Y también las noticias de que las grandes tiendas han eliminado computadores a precios similares a aquéllos ofrecidos por MPPC, uno de los cuáles yo habia usado como ejemplo para mostrar lo precario que era el programa. Han decidido responder a nuestras críticas -de que existen oportunidades mejores en el mercado (en su mercado)- eliminando incluso esas alternativas, y dejando por lo tanto a aquéllos que quieren esos PCs en peores condiciones que hace un mes.

No digo esto en un ánimo de enfrentamiento, si no para mostrar en que estamos y de donde sacamos el ánimo, para que aquéllos a los que criticamos vean que detrás de la campaña hay fundamentos, el apoyo de miles, y una promesa: que en los poco más de 40 días que durará esta campaña tendremos no solo críticas sino propuestas con alternativas reales. Y queremos que esas alternativas mejoren y el apoyo crezca.

Quieres ayudar?

Escribe aquí, o dirigete a la página de la campaña

~

4 Comentarios »

  1. Pues digamos, por lo menos, que esta gente jamás tendrá equipos obsoletos…

    Pero por otro lado, el “obsoletismo” de un equipo se dicta de acuerdo a las funciones que cumpla. Hoy veía en un noticiero a un tipo que había comprado dos PC’s MPPC, uno para la casa y otro para la oficina. O sea, debe haber gastado, mínimo, unos $600.000… Al contado. Y yo aquí, posteando blogs, escribiendo documentos, checando el mail… En mi viejo Pentium 2 con Ubuntu. Y eso además de utilizarlo como servidor / firewall de la red casera… Y como servidor web / ftp para el exterior.

    Según dicen, mi equipo estaría avaluado en 70 lucas…

    Eduardo — 13 de agosto de 2005 @ 1:00 am
  2. Reflexión sobre MPPC

    Fernando Flores se ha pronunciado respecto a la campaña MPPC. Al respecto, tengo que decir que lo feo no está en que sistema operativo tenga el pc en cuestión, ni siquiera en el hardware, eso es irrelevante, lo feo es…

    La Naturaleza del Software — 25 de agosto de 2005 @ 10:48 am
  3. Estimado Carlos, he reflexionado sobre este tema de la campaña y creo que he encontrado lo realmente importante, que tiene que ver con el acceso financiero a MPPC, me da lata que hay gente que no pudo acceder a la tarjeta para comprar, y todo lo que tu cuentas, pero como lo digo en mi post de mi blog, porque no ver que el banco del estado de créditos, a tasas más bajas que las grandes tiendas, con la libertad de comprar a cualquier pequeño empresario que venda buenos PCs en nuestro país, no crees tú?

    Admiro tu dedicación a esta campaña, me encantaría tener el tiempo…

    Eduardo — 25 de agosto de 2005 @ 10:52 am
  4. Eduardo: Me parece que el problema tiene varios frentes, y no puede ser reducido solo al problema de financiamiento. Es cierto que una politica mas sensible hubiera sido ofrecer alternativas en ese lado, pero tambien lo es que los precios son muy altos, que el acceso a Internet no lo es en muchos lugares, etc.

    Saludos!!

    Carlos — 25 de agosto de 2005 @ 12:02 pm

Los contenidos de este blog están publicados bajo una licencia Creative Commons Atribución-Compartir-Igual. (c) 2005-2021 El Diablo en los Detalles | Usando WordPress y una versión modificada de Barecity.