sábado 13 de enero, 2007

Chile y la «Lista Negra» (El Mercurio no entiende)

img283_size2.jpg

Siguiendo los coletazos del anuncio de EEUU de poner a Chile en una lista de «vigilancia prioritaria» en temas de Patentes y Derechos de Autor, no deja de sorprender la reacción de el decano de la prensa nacional. En sus páginas de actualidad, El Mercurio se apresuró a encontrar un vocero de los «anti-piratas» criollos, Eduardo Castillo, para que atacará como perro de pelea. Y a pesar de las acusaciones de que Chile ha hecho poco en la defensa de los Derechos de Autor puede rebatirse fácilmente, parece que al decano el espacio virtual no le alcanza: El punto de vista opuesto a Castillo solo recibió una breve mención en que el Diputado Díaz afirma lo ausente en la cobertura anterior: Chile ha legislado bastante ya sobre este tema. Y hoy, El Mercurio publica una editorial donde se critica duramente la copia ilegal de libros para la venta callejera. No puedo estar más de acuerdo.

El problema, claro, es que una lectura cuidadosa del anuncio del gobierno Estadounidense deja claro que los libros de Isabel Allende vendidos en las calles de Santiago no es el tema. En vez, el Representante del Comercio Estadounidense nos esta enviando un mensaje de las farmacéuticas. Al darle bombo sin parar al tema de la copia ilegal de libros, el tema de fondo se diluye, y los editores pierden una oportunidad valiosa: la de discutir si el país debería ceder a las presiones, impuestas a través de la famosa lista negra y el TLC, de poner a la salud de sus ciudadanos en segundo lugar, después de las Pfizer y Merck del mundo.

~

10 Comentarios »

  1. Hay que ver quién pone las platas para publicidad en los diarios (todos) y entonces se entienden esas «editoriales» tan curiosas.

    Lástima que La Nación se pierda una oportunidad histórica de hacer periodismo como la gente por presiones de gobierno.

    Francotirador — 14 de enero de 2007 @ 1:20 am
  2. Lamentablemente (y esto es historia vieja), los medios chilenos corren por la misma vereda. No hay disidentes, no hay una voz crítica o a lo menos, diferente. La Nación ya no fue (¿quiso y no puso?). En cuanto al fondo…no creo que debamos urgirnos con la lista. No creo que pase mucho.

    Roberto R. — 21 de enero de 2007 @ 9:59 pm
  3. Hola,

    Y que pasa con The Clinic? ya no es voz disidente?

    El problema de la Nacion (a pesar de que me gusta mucho lo que se escribe ahi) es estructural: reponde a los intereses del gobierno, y ese conflicto no hay como superarlo. Imaginense si la derecha llegara al gobierno. Van a tener que echar a todo el mundo y empezar de 0.

    Saludos.

    Carlos — 21 de enero de 2007 @ 11:24 pm
  4. Carlos, claro, The Clinic de hecho es una voz disidente, y como el hay hartas. Quizás equivoque el sentido de mis palabras al ocupar voz. En rigor, me refiero al mainstream, y no a iniciativas pequeñas, loables todas, pero pequeñas. Claramente, en tiraje, influencia, cobertura, no hay punto de comparación.

    Roberto R. — 22 de enero de 2007 @ 9:16 am
  5. De acuerdo. Por lo menos acá, la consecuencia de la aparición de muchas voces independientes ha sido que los «grandes» están perdiendo público a pasos agigantados. Todavía se llevan a la gran mayoría del público, por supuesto, pero la suma de esas voces pequeñas es una competencia importante (es un fenómeno de la «Long Tail»). Sospecho que algo parecido va a pasar en Chile, y que en vez de tratar de pensar que el Mercurio o la Tercera o la Nacion van a representar voces mas diversas, tenemos que apoyar esas voces independientes y pequeñas.

    Saludos.

    Carlos — 22 de enero de 2007 @ 9:54 am
  6. Concuerdo contigo. Obviamente soy un fiel creyente del Long Tail. Internet y su nuevo modelo de distribución ha hecho posible que el sinfín de voces disidentes importe. Y supongo que si se masifica y penetra (como debiera pasar), serán aun más perceptibles, más audiblen. Pero por lo pronto, la imposición de una verdad oficial se siente y, peor aún, pesa.

    Roberto R. — 22 de enero de 2007 @ 11:21 am
  7. De hecho, se vio eso un poco en las ultimas elecciones. Salio ese sitio ‘promesas.cl’ y el telefono rojo, y otras cosas.

    Y si, lo de la verdad «oficial» es mala onda. Pero no te preocupes, le queda poco hilo a esa carretilla.

    Carlos — 22 de enero de 2007 @ 11:24 am
  8. […] y en columnas de opinión. Ya sea defendiendo a las farmacéuticas que quiere evitar que podamos acceder a medicamentos genéricos, denunciando a Chile como una nación de piratas, o dándole bombo a las presiones de EEUU, el […]

  9. No se si seras tu el autor de lo que aca leo, pero decir «de el articulo» y «de el decano» (por ejemplo) no es la forma correcta. En lugar de De El es Del y no entrare a dar explicaciones.

    Saludos!

    pd. Disculpa la ausencia de tildes.

    vcdreves — 13 de julio de 2007 @ 6:44 pm
  10. vcdreves,

    Corregido. Hay quien ha dicho que aprender un segundo idioma es olvidar dos.

    Saludos.

    Carlos — 13 de julio de 2007 @ 9:51 pm

Los contenidos de este blog están publicados bajo una licencia Creative Commons Atribución-Compartir-Igual. (c) 2005-2020 El Diablo en los Detalles | Usando WordPress y una versión modificada de Barecity.